Sala de Exposiciones

Exposició Humberto Rivas

Humberto Rivas: proceso creativo
Originales, apuntes, hojas de contacto, pruebas y maquetas.

Desde su llegada a Barcelona en 1976, Humberto Rivas se convirtió en representante de una generación de fotógrafos interesados en trascender la idea documental de la fotografía y en cambio proponer una fotografía como obra de creación, capaz de manifestar la expresión personal del autor. Su idea del fotógrafo como creador, ayudó a impulsar un nuevo ciclo para la fotografía española, que se caracterizó por elevar la fotografía al nivel de obra de arte. A lo largo de más de tres décadas, Rivas consolidó una trabajo amplio y coherente que lo llevó a ser merecedor del Premio Artes Plásticas Ciudad de Barcelona en 1996, el Premio Nacional de Fotografía en 1997, y en dos ocasiones –1992 y 2012– el premio Konex de Artes Plásticas en Argentina. Hoy, sus fotografías hacen parte de colecciones tan importantes como: Maison Européenne de la Photographie, Museu Nacional d’Art de Catalunya, Museum of Modern Art de Nueva York, entre otros.

Esta es la primera vez que salen a luz, maquetas, hojas de contacto, pruebas y apuntes, que el artista realizó de sus obras más célebres. Una exposición sin precedentes que permite visualizar el proceso creativo del artista. Un artista que justamente se caracterizó por haber trabajado la fotografía análoga desde un riguroso conocimiento técnico.

Además de la exhumación del material de archivo, esta muestra aborda dos aspectos fundamentales de la obra de Rivas y en este sentido busca interpretarla. El primero, la manera en que se entrelazan los distintos temas –bodegón, retrato y paisaje–, por un lado, a partir de la precisión geométrica en las composiciones, formas escuetamente dibujadas que provocan a la vez un efecto impreciso, en palabras de Nelly Schnaith: «a fuerza de rigor visual, obliga, por así decir, a la realidad a desmentirse y mostrarse irreal»; y por otro, la manera en que Rivas lleva sus motivos hacia a un lugar lúgubre y desolado en el que se experimenta la gran fuerza de su mundo interior.

El segundo aspecto está en mostrar la manera en que Rivas partió de la fotografía y el arte universal, claramente influido por Edward Weston y su serie Peppers (1930) en el caso de los bodegones, y por Francisco de Zurbarán en el caso de los retratos de figuras aisladas de cuerpo entero que emergen de un fondo oscuro (ca. 1630); para posteriormente derivar hacia exploraciones mucho más personales, llegando a realizar composiciones que incluyen varias fotografías en las que, bien fuera por fragmentos o por secuencias, el artista se interesó por la desarticulación, no solo de lo que plantea como retrato, sino, y, sobre todo, de lo que nos muestra como humano, algo fragmentado, frágil, despojado de aquello que material e inmaterialmente lo cubre.

José A. Aristizábal.

Del 29 de enero al 6 de marzo de 2020
Horario: de lunes a jueves de 10 a 19 h / Viernes de 10 a 15 h

Sala de Exposiciones UAB (Edificio de la Biblioteca de Comunicación y Hemeroteca General, Plaza Cívica)