Sale a la luz el cese franquista de Jordi Carbonell

TV3: Sale a la luz el cese franquista de Jordi Carbonell

El 22 de agosto, murió Jordi Carbonell, que fue contratado por la UAB en 1969 como profesor de filología catalana. Hombre comprometido en la lucha antifranquista, fue cesado de la actividad docente por una orden ministerial en 1971. La UAB ha indagado la documentación sobre el caso.

02/09/2016

El filólogo Jordi Carbonell, objeto de represalia por parte del gobierno franquista por su actividad política, fue cesado el 30 de enero de 1971 como profesor de la UAB. Carbonell, que fue contratado en 1969 por la Universidad como profesor de filología catalana, murió el 22 de agosto. A propuesta del Equipo de Gobierno de la UAB, se inició la investigación, encabezada por Pere Ysàs, catedrático de historia contemporánea, de la documentación que prueba que Carbonell no fue expulsado de la UAB, sino que, por orden ministerial, fue cesado de sus actividades docentes.

La documentación encontrada en el Archivo General y Registro de la UAB incluye la orden del Ministerio de Educación y Ciencia para cesar a Carbonell. Se ha recuperado también la carta que profesores de la Facultad de Filosofía y Letras dirigieron al rector de entonces, Vicent Villar Palasí, en el momento de la detención de Carbonell (fue detenido el 12 de enero de 1971, por querer declarar en catalán ante la policía y el juez a raíz del encierro de Montserrat contra el consejo de guerra de Burgos), para pedirle que se interesara por él e hiciera todo lo posible para conseguir liberarlo y para que no sufriera "consecuencias en la reanudación de sus actividades docentes". La UAB y la facultad intentaron detener la decisión gubernamental pero no fue posible. Se intentó, pues, desobedecer la orden para que Carbonell pudiera continuar dando clases.

Según la investigación, cuando la UAB no pudo renovar su contrato, Carbonell dio clases de manera encubierta durante un tiempo. Tal y como lo explica él mismo en sus memorias, "durante un año, y bajo la responsabilidad del decano Frederic Udina, fui profesor universitario clandestino, lo que me parece que es un caso único en España. Hacía las clases a nombre de Jordi Castellanos y de Montserrat Roig, que eran los oficialmente contratados. A fin de mes, ellos cobraban y me enviaban el dinero en casa, la mitad del uno y la mitad del otro". La situación, sin embargo, era muy peligrosa y no pudo mantenerse. La UAB intentó contratarlo de nuevo pero no fue posible y, en 1972, Carbonell se trasladó a la Universidad de Cagliari, en Italia, para poder continuar su trayectoria académica.

En esta investigación, Ysàs ha contado con la ayuda de la memoria histórica de profesores como Enric Cassany, del Departamento de Filología Catalana, que afirmó que pensar que el rector Villar Palasí expulsara Carbonell es "no entender cómo fueron los inicios de la UAB", y otros profesores como Borja de Riquer, Maria Campillo, Pep Nadal, Joan Argenter, Gemma Rigau u Hortensia Curell (que es, además, sobrina de Carbonell).

Más información: Carta de los compañeros de Jordi Carbonell
Orden ministerial de cese de Jordi Carbonell