Fallece el profesor Josep Maria Domènech

Josep Maria Domènech Mateu

Nos ha dejado Josep Maria Domènech, catedrático de embriología y anatomía del Departamento de Ciencias Morfológicas de la Facultad de Medicina de la UAB. La Universidad expresa el pésame más sentido a todas las personas que lo conocían y lo apreciaban y comparte el sentimiento por su pérdida.

07/01/2019

El 2 de enero pasado nos dejó Josep Maria Domènech, catedrático de embriología y anatomía del Departamento de Ciencias Morfológicas de la Facultad de Medicina de la UAB. El funeral tuvo lugar el día 4 de enero, en Lledó de Valls.

 
El profesor Domènech se doctoró en 1972 con una tesis dirigida por el profesor Orts Llorca. Fue miembro numerario del Instituto de Estudios Catalanes y académico numerario de la Real Academia de Medicina de Cataluña desde 1996, cuando ingresó con un discurso sobre Morfogénesis del sistema His-Tawara y recuerdo anatómico del esqueleto fibroso del corazón . Fue galardonado con numerosos premios científicos, como el Premio Nacional de Cardiología (1981). En 1986 recibió la medalla Narcís Monturiol y en 1991 el premio internacional Emanuel B. Kaplan. En su larga carrera investigadora publicó más de 150 trabajos científicos, especialmente en el ámbito de la embriología y la anatomía.
 
El profesor José Ramón Sañudo, catedrático de anatomía y embriología de la Universidad Complutense de Madrid nos ha hecho llegar las siguientes líneas en recuerdo del profesor Domènech:

Llegué en el año 1980 con una maleta llena de ilusiones y una beca del Gobierno Vasco para iniciar mi carrera como anatomista junto al Profesor Domènech.

D. José María Domènech i Mateu, natural de Valls (Tarragona), hijo de padre médico, decide estudiar Medicina en la Universidad de Barcelona donde, entre otros profesores, conoce al recién llegado Catedrático de Anatomía Humana y Embriología, D. Domingo Ruano Gil, discípulo de D. Francisco Orts Llorca, eminente embriólogo de la Universidad Complutense de Madrid.

Como estudiante, su carrera fue excepcional, sus calificaciones se cuentan por Matrículas de Honor en todas y cada una de las asignaturas que cursa. Tal hecho le hace merecedor del honor de realizar el servicio militar como Alférez
de la Armada Española en Madrid. Allí tiene la oportunidad de acudir al Departamento que era la vanguardia en investigación, y del que tanto había oído hablar, y que dirigía D. Francisco Orts Llorca quien, desde el primer momento, le acoge como a un hijo y, en poco tiempo, se convierte en el más brillante de sus discípulos.

Acaba su Tesis Doctoral sobre el "ductus torácico" en un tiempo récord y a los tres años ya es Profesor Adjunto por oposición; en dos años más gana la agregaduría a cátedra y con 30 años toma posesión de la plaza en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), donde desarrolla toda su actividad profesional, docente e investigadora, como Catedrático de Anatomía y Embriología hasta su jubilación.

Hizo del libro de texto de su maestro Orts Llorca, el libro de cabecera de todos sus alumnos de la UAB. Una anatomía moderna, inspirada en el tratado del alemán Herman Braus, donde la Anatomía, la morfología, se explicaba desde su causa primera (ontogenia y filogenia) hasta su función, sin olvidar excelentes descripciones procedentes de la escuela francesa de Anatomía y su interés clínico. 

Muchos de sus alumnos recordarán sus extraordinarias clases, yo fui testigo de su magisterio, al acompañarle diariamente a impartirlas. Su entusiasmo contagioso, su fácil palabra, sencillez didáctica, rigor científico y memoria prodigiosa eran merecedores muchas veces de aplausos de sus alumnos al finalizar la clase. Algo insólito. 

Así nos enseñó la descripción del esfínter ureterovesical de D. Salvador Gil Vernet, científico y anatomista de su amada Tarragona; la teoría de la organización del miocardio de Torrent Guash, modesto cardiólogo de Denia que revoluciono la interpretación de la función cardiaca a nivel mundial, o la de otros ilustres científicos que invitaba para dar conferencias a aquellos ávidos estudiantes que eran, y son el presente, de la Medicina Catalana.

Sus investigaciones en el campo de la embriología descriptiva y experimental del corazón fueron sus favoritas, lo que le valieron múltiples reconocimientos Nacionales e Internaciones.  El premio Nacional de Sociedad de Española de Cardiología en 1981, la medalla Narcis Monturiol de la Generalitat de Catalunya en el año 1986 (medalla destinada para galardonar a quien había contribuido de manera sustantiva al progreso científico de Catalunya), y finalmente el honor de ser miembro numerario de la Reial Academia de Medicina de Catalunya, en continuidad con el gran Anatomista de del siglo XVIII, y también de Tarragona, D. Antoni Gimbernat.

Sus investigaciones, están asociadas a la dirección de importantes Tesis Doctorales, personificadas hoy en día en grandes figuras de la Medicina Catalana, en los campos de la Urología, Otorrinolaringología, Cirugía General, Oftalmología, Teratogénesis, Cirugía Plástica, Radiología y Traumatología.

Y, sin embargo, el legado más valioso que nos deja es la Colección de Embriones y Fetos Humanos que, si hasta hoy se denominan Bellaterra, merecerían tener el nombre de "Colección Josep María Domènech i Mateu", pues fue él, quien con la ayuda de generosos donantes supo crearla a lo largo de sus 40 años de dedicación a la Universidad Autónoma de Barcelona.

Con el muere toda una época.
Estuvimos 24 años juntos, las circunstancias nos separaron. Y ahora quiero dedicar, desde el Departamento que le vió nacer como anatomista y embriólogo, este modesto recuerdo a mi Maestro. 
Resquiescat In Pace
 
José Ramón Sañudo
Catedrático de Anatomía y Embriología. Universidad Complutense de Madrid
Presidente de la Sociedad Europea de Anatomía Clínica
Editor-en-Jefe de la Revista European Journal of Anatomy

 

Noticias relacionadas

Todas las noticias