Las ocho universidades públicas catalanas reclaman una financiación digna para sus centros

Les vuit universitats públiques catalanes reclamen un finançament digne per als seus centres

En un acto público en Barcelona, ​​los rectores y rectoras de las ocho instituciones que forman la Asociación Catalana de Universidades Públicas han denunciado las deficiencias de la financiación universitaria y han propuesto diez medidas para hacer frente a la situación.

09/10/2019

Los rectores y rectoras de las ocho universidades públicas catalanas y miembros de la comunidad universitaria participaron, el 8 de octubre pasado, en un acto de denuncia por la insuficiencia de recursos que sufren estas instituciones.

La rectora de la URV, Maria José Figueras leyó el manifiesto: Las universidades públicas catalanas, una inversión estratégica para el progreso social, cultural, económico y tecnológico de Cataluña, que publicaron en el marco de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) los rectores y rectoras y los presidente y presidentas de los Consejos Sociales de las universidades de Barcelona (UB), Autònoma de Barcelona (UAB), Politècnica de Catalunya (UPC), Pompeu Fabra (UPF), Girona (UdG), Lleida (UdL), Rovira i Virgili (URV) y Oberta de Catalunya (UOC), el pasado mes de julio.

El manifiesto alerta de que la situación del sistema universitario público catalán es crítica y que la desinversión pública en universidad y en investigación en Cataluña en los últimos años empieza a afectar al funcionamiento ordinario y los resultados de la actividad universitaria. "Se ha pasado de una financiación de la Generalitat a las universidades de 908 millones de euros en 2009 a una financiación de sólo 766 millones de euros en el año 2017", remarca el manifiesto. El documento proponía diez medidas específicas para afrontar esta situación.

Seguidamente, el rector de la UB y presidente de la ACUP, Joan Elias, presentó la situación crítica en cuanto a la financiación pública de las universidades catalanas: "disponer de un plan de inversiones universitarias (PIU) de 100 millones de euros al año para mantenimiento y renovación de infraestructuras resulta imprescindible para encarar el futuro. Igualmente, -añadió Elias- un plan de choque con respecto a las plantillas de PDI y de PAS y una reducción de las tasas universitarias son vitales para garantizar nuestra supervivencia como universidades públicas". Elias recordó también, en su intervención, los datos más relevantes que caracterizan el sistema universitario público catalán, así como las fortalezas que se podrán mantener con una financiación suficiente.

Más información: Asociación Catalana de Universidades Públicas

 

Noticias relacionadas

Todas las noticias