La primera Noche del Consejo Social de la UAB acerca a universidad, sociedad y empresa

Nit del Consell Social

El recinto modernista de Sant Pau acogió, el pasado 4 de octubre, la I Noche del Consejo Social de la UAB en la que se entregaron los premios Universidad-Sociedad, a la Fundación Barça, Universidad-Empresa, a Banco Santander, Premio Alumni UAB, a la cineasta Carla Simón, y Premio Transferencia UAB, al investigador Miquel Chillón.

05/10/2018

La Noche del Consejo Social fue el estreno de un evento propio de este órgano de gobierno y de dos nuevos galardones: Alumni UAB y Transferencia UAB

Enmarcado en los actos del 50 aniversario de la UAB y presentado por la periodista y alumni Isabel Bosch, la primera Noche del Consejo Social de la UAB, bajo el título "Sociedad y universidad: juntas, más lejos", fue el estreno de un evento propio del Consejo Social en el que se sumó dos galardones a los dos que ya existían hasta ahora y se entregaban en el marco de la Fiesta de la Asociación de Amigos de la UAB. El Premio Universidad-Sociedad, desde 2003, y el Premio Universidad-Empresa, desde 2015, se entregan a personas o entidades de reconocido prestigio por su trayectoria social y empresarial, respectivamente, y su aportación a la sociedad. Desde este año, el nuevo Premio Alumni UAB se otorga a una persona, que haya estudiado en la Autónoma, "por su reconocida trayectoria con el objetivo de fomentar su aproximación a la UAB" y el Premio Transferencia UAB se entrega a personal de la UAB que "contribuya a la transferencia del conocimiento de la UAB a la sociedad".
 
Gabriel Masfurroll, presidente del Consejo Social de la UAB, dio la bienvenida a los asistentes y glosó los méritos de los premiados. Sobre la ampliación de galardones, explicó que obedece a la voluntad del Consejo de reflejar "cuatro puntales esenciales: sociedad, empresa, alumni y transferencia y que evocan, también, las cuatro columnas símbolo de la universidad".
 
A continuación se entregó el primero de los galardones, el Premio Universidad-Sociedad, que correspondió a la Fundación Barça "por su compromiso y papel relevante, mediante los valores del deporte, al servicio del desarrollo social; por su voluntad de hacer un mundo más humano mediante el acceso a la educación y su refuerzo como pilar fundamental en el desarrollo de los niños; y por la contribución a la inclusión social de niños en riesgo de exclusión, la innovación social para dar respuesta a problemáticas sociales, y la resolución de conflictos y el fomento del entendimiento entre personas ". El vicepresidente primero del FC Barcelona y de su fundación, Jordi Cardoner, recogió el premio de manos de la rectora de la UAB, Margarita Arboix, y del presidente del Consejo Social, Gabriel Masfurroll. A preguntas de Isabel Bosch, Cardoner explicó que la actividad de la Fundación Barça es una consecuencia natural del ADN del club: "el deporte es cultura y también son valores" ya que la Fundación Barça aporta “bienestar emocional a más de un millón y medio de niños y niñas de todo del mundo", afirmó orgulloso Cardoner.
 
El Premio Universidad-Empresa del Consejo Social de la UAB 2018 fue para Banco Santander, entidad con una "larga trayectoria y fuerte compromiso, en el marco de su responsabilidad social, con el impulso de la educación superior, tanto a nivel estatal como internacional "que se concreta, en el caso de la UAB, en una colaboración iniciada en 1999 y que se ha materializado en el desarrollo de diferentes programas dirigidos a estudiantes, investigadores jóvenes, empresas derivadas, emprendeduría universitaria y estudiantes de bachillerato. Todo ello "con el objetivo de fomentar la formación, la incorporación y retención del talento investigador, el emprendimiento y la aproximación de colectivos en la universidad".
La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín, intervino mediante un video para agradecer un premio centrado en valores que la entidad comparte con la UAB, entre otros, la igualdad de género: "tener más mujeres en puestos directivos no es sólo justo sino que es bueno para todos ", aseguró Botín, que lamentó que el necesario "aumento de presencia de las mujeres en la dirección de las empresas está siendo un muy lento ". El galardón fue recogido por Matías Rodríguez Inciarte, presidente de Santander Universidades, quien defendió la apuesta estratégica por la universidad, única en el sector financiero, que hizo Banco Santander hace veinte años: "fue una apuesta a largo plazo de un visionario que veinte años después, se ha mostrado acertada ". Rodríguez Inciarte, que se mostró especialmente orgulloso del programa de becas-salario Ítaca UAB-Santander, afirmó que "la educación superior es el gran motor de cambio".

Nuevos premios Alumni y Transferencia
El tercer galardón de la noche fue el primer Premio Alumni UAB. El Consejo Social de la Autónoma premió la cineasta Carla Simón, autora de la película Verano 1993, como exalumna graduada en Comunicación Audiovisual por la UAB, por "su valiosa trayectoria como joven cineasta y por su contribución, desde el ámbito cinematográfico, a la cultura del país, proyectándola tanto a nivel nacional como internacional, y con una clara contribución activa de la mujer en la industria cinematográfica ". Simón envió desde París un mensaje en vídeo en el que agradecía el premio y en donde recordaba con mucho cariño los intensos años vividos en la UAB: "la Autónoma me ofreció una vida universitaria de la que participé activamente: voluntariado, aprendizaje de idiomas, grupo de teatro e incluso un cine donde pasar muchísimas horas "explicó antes de concluir que su paso por la Universidad le sirvió "para identificar mi pasión". Sara Moreno, vicerrectora de Alumnado y Empleabilidad y responsable del programa Alumni UAB, recogió el galardón en nombre de la premiada. Moreno explicó que el programa Alumni recibe la complicidad del Consejo Social en una etapa de crecimiento: "desde el Consejo Social recibimos acompañamiento y apoyo". Sobre Alumni explicó que el máximo objetivo es "impulsar una gran red de estudiantes de tal manera que la Autónoma no sea sólo una etapa vital, sino que se convierta en un acompañamiento a lo largo de toda la vida". Finalmente, sobre Carla Simón, desveló una conversación con la cineasta en la que esta identificaba su paso por la UAB con el color verde: "unos años positivos, luminosos y llenos de conociendo".

El último galardón de la noche fue el primer Premio Transferencia UAB, otorgado a Miquel Chillón, profesor del Departamento de Bioquímica y de Biología Molecular de la UAB y, también, investigador ICREA en dos institutos: el de Neurociencias de la Autónoma y el Instituto de Investigación Vall d'Hebron. Chillón fue premiado por su "valiosa trayectoria emprendedora y de transferencia en el tratamiento de enfermedades humanas con terapias génicas, que se materializa en la creación de las spin-offs NanoTherapix y Kogenix Therapeutics, con la voluntad de acercar el producto terapéutico a la clínica y en el mercado". Chillón, que quiso compartir el galardón con su equipo de trabajo y con su familia, habló de los obstáculos que la investigación se encuentra antes de conseguir que un hallazgo científico repercuta en el conjunto de la sociedad: "nos encontramos muy lejos de la industria y muy lejos del paciente y se requieren mucho dinero y superar muchos controles antes de llegar a la sociedad". Por eso defendió la opción de crear desde la Universidad spin off que hagan de puente y que abran las puertas a “obtener recursos, no sólo económicos, sino también personales y de conocimientos”.

Insuficiente colaboración entre sociedad, universidad y empresa
A continuación, se abrió un interesante debate entre los tres premiados presentes sobre si la colaboración sociedad, universidad, empresa es suficiente y, sobre todo, si es lo suficientemente eficiente. Se habló de la falta de incentivos que reciben las empresas para invertir en I+D por parte de los poderes públicos, de la falta de un mecenazgo privado similar al habitual en otros países y, en general, de la falta de perspectiva de los poderes políticos a la hora de apostar por la investigación y la docencia.

Para finalizar el acto, la rectora Arboix agradeció las palabras de todos los galardonados y, en especial, las de Ana Botín sobre la necesidad de acelerar en el objetivo de alcanzar la igualdad de género, recordando el pionero grado de Género que ha iniciado con mucho éxito la UAB. La rectora mostró su satisfacción por la conexión que tiene la Universidad con entidades comprometidas con la sociedad y sobre la misión de la Universidad afirmó que la educación "es la base del desarrollo de una sociedad y con ella empoderamos nuestros jóvenes". Finalmente, clausuró la primera Noche del Consejo Social felicitando el este órgano de participación de la sociedad en la Universidad por la iniciativa de ampliar estos premios.

 

Noticias relacionadas

Todas las noticias