CORE en Salud Mental

 

Una de cada cuatro personas tendrá problemas mentales al menos una vez en la vida y su incidencia en la población va en aumento y representa enormes costes económicos y sociales, incluso por encima de otras patologías como el cáncer o los problemas cardiovasculares. Además, tal y como lo define la OMS, "la Salud Mental no es sólo la ausencia de trastornos mentales, es un estado de bienestar en el que el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”. Esto tiene implicaciones complejas que requieren de un enfoque multisectorial, y en el que es primordial promover la salud mental durante todo el ciclo vital, garantizando a los niños un comienzo saludable, evitando así trastornos mentales en la edad adulta y la vejez.

Por todo ello, la salud mental constituye un reto actual y futuro para la sociedad europea, un objetivo por el que hay que apostar e invertir desde diferentes vertientes, una de ellas la investigación. La UAB disponen de las capacidades necesarias, tanto humanas como materiales, para desarrollar proyectos exitosos en este ámbito. Para articular de forma efectiva dichas capacidades se propone el proyecto CORE (por sus siglas en catalán Comunitat de Recerca Estratégica). Estas redes estables de investigadores, generadora de conocimiento, conformada por grupos y centros de investigación del entorno del Campus de Excelencia Internacional de la UAB (UABCEI), se establece en función de un reto estratégico identificado tanto a nivel internacional como europeo (ej. Horizon 2020) y territorial.

Sus objetivos son crear una red estable de investigación, dar visibilidad y posicionar a sus miembros a nivel local e internacional, y contribuir al avance del conocimiento identificando sinergias y generando complementareidades, e incorporando a todos los agentes clave del sistema, al mismo tiempo que se incrementa la competitividad de los grupos. Unir esfuerzos a nivel de coordinación de las actuaciones, de compartir recursos e información de forma transversal, convertirán la CORE en un instrumento impulsor de las potencialidades en investigación y transferencia, dentro de un ámbito crítico y en un nodo de referencia a nivel europeo.