"Vivir en la UAB es como si me hubieran dado una segunda oportunidad"

EstudiantsRefugiats
De izquierda a derecha, Ahid y Maxwell.

En el mundo, cada tres segundos una persona tiene que escapar de allí donde vive para poder salvar su vida por motivos de guerra o vulneración de derechos. La UAB lleva tres años trabajando en diversos programas de acogida para la sensibilización y acompañamiento de las personas refugiadas. El pregón de Fiesta Mayor lo han ofrecido Maxwell y Ahid, estudiantes refugiados que viven en la UAB.

16/11/2018

Ahid: "Cualquier día tú puedes ser un refugiado. Hoy en día nos ha tocado a nosotros -porque en Siria hay una guerra- pero cualquier otro día te puede tocar a ti, sobre todo si miras el pasado lo puedes comprobar".

Desde el año 2016, la UAB colabora con la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR) y coordina, a través de la Fundación Autónoma Solidaria (FAS), el programa que ha permitido acoger entre 40 y 60 personas cada año en la Villa Universitaria. Además, dentro del programa de acogida de estudiantes refugiados de la Generalitat de Catalunya, la UAB acoge tres de los 18 estudiantes refugiados procedentes del Líbano que participan en el programa para continuar sus estudios.
 
Este curso académico, la UAB se dedicará a las personas migradas o refugiadas, y el punto de partida ha sido la Fiesta Mayor, celebrada el pasado 8 de noviembre, cuando se presentó el lema #UABrefugi, la Autónoma acoge y dos estudiantes de la UAB refugiados leyeron el pregón de la fiesta.
 
Maxwell -procedente de Nigeria, estudiante del Máster de Ciencias Políticas de la UAB- y Ahid -procedente de Siria y estudiante de idiomas- tuvieron que marchar de manera forzada de su país porque no podían seguir viviendo allí. Maxwell hace más de un año que está en nuestro país, llegó cruzando el mar, en una barca, desde Marruecos, un viaje muy arriesgado en el transcurso del cual algunas personas murieron. Ahid llegó hace un mes y medio de un campo de refugiados del Líbano. Ambos viven en la Vila Universitaria, en el campus de Bellaterra.
 
-¿Cuál es el mensaje que habéis querido trasladar a la comunidad UAB con el pregón de la Fiesta Mayor que habeis pronunciado?
 
Maxwell: Lo que he intentado decir es explicar que uno no se puede hacer a la idea de lo que supone venir a Europa desde el sitio donde vengo yo. Yo venía a trabajar, a integrarme en la sociedad, a estudiar... pero no tenía ni idea de lo que suponía no entender el idioma, estar en una cultura tan diferente a mi, estar alejado de tu gente, solo, sin trabajo...
 
Es mucho más difícil de lo que cualquiera pueda imaginar. Un montón de dificultades. Cosas pequeñas como el clima o la comida, por ejemplo, !son tan diferentes de Nigeria! Y una de las mayores dificultades es el idioma. Todo ello hace muy difícil hacer hasta un sencillo trámite burocráticos. Tengo amigos en otros países europeos y les pasa lo mismo. No entendemos el sistema como conseguir una documentación, por ejemplo... Y al final del día esto añade más problemas a los problemas de una persona que ha llegado solo a un lugar totalmente desconocido. La solución pasaría por intentar dar una mejor acogida de los refugiados.
 
Ahid: El mensaje que quiero dar es que cualquier día tú puedes ser un refugiado. Todos somos humanos y todos vivimos en este mundo. Hoy en día nos ha tocado a nosotros, porque en Siria hay una guerra, pero cualquier otro día -sobre todo si miras el pasado lo puedes comprobar- puede ser la guerra en otro lugar.
 
-¿Cómo veis el futuro después de esta experiencia?

Maxwell: Mi prioridad es aprender español. Y pienso que en Nigeria podría dedicarme a abrir puertas para otros que quieran venir aquí a estudiar. Y la manera sería enseñando a la gente de Nigeria español, porque cuando llegaran lo tuvieran más fácil. A mí me gustaría un día dejar España. Es decir, formarme y volver a mi país. Es difícil integrarse aquí porque el idioma para mí es difícil.
 
Ahid: Si la pregunta me la hubieras hecho hace un año, te hubiera dicho que no veo futuro, porque después de estar un tiempo como refugiado en el Líbano, no ves esperanza y no ves como salir de la situación. Es muy duro. Pero pasado un tiempo lo veo diferente. Tras obtener la carrera en Matemáticas en la Universidad Damasco, el Líbano, obtuve otro certificado como refugiado en el Líbano. Voces que deberías poder conquistar tu futuro, pero como refugiado nadie se interesa por ti. Pero ahora vuelvo a sentir que estoy avanzando en los estudios.
 
-¿Cuál creéis que es la solución a la crisis humanitaria que se vive en Europa con los refugiados?
 
-Maxwell: Una de las cosas que debería hacer es ofrecer más información a los países de donde venimos sobre Europa porque allí lo tenemos idealizado, y cuando llegas aquí, te encuentras con todo un puñado de problemas que allí no somos conscientes. Nos pensamos que venir a Europa es la solución a todos los problemas. Y luego creo que sería importante que las personas adquieran habilidades y formación directamente en África, porque el nivel de formación allí es muy bajo, y así no necesitarían aspirar a venir hasta aquí, tendrían una vida normal allí.
 
Ahid:
La solución? La solución es que se acaben las guerras. Tal cual. Pero eso todos sabemos que no pasará. Y además, habría que intentar mejorar la acogida de las personas refugiadas, que fuera más fácil, que se les hiciera sentir más como en casa.
 
-¿Como os sentís en la UAB?

 
Maxwell: Yo aquí me siento muy afortunado. Es una gran oportunidad para mí poder vivir en este entorno. Comparado con los estudios que se ofrecen en Nigeria, me ayuda mucho avanzar personalmente poder estudiar aquí. Y vivir en la Vila Universitaria es una forma también muy importante para progresar: estás rodeado de profesores, estudiantes, investigadores, bibliotecas, aulas, ... y me siento muy a gusto. Es como si me hubieran dado una segunda oportunidad.
 
Ahid:
Yo llevo un mes y medio viviendo en la Vila Universitaria. Estoy estudiando español y catalán en este campus. La gente es muy abierta y todo el mundo es muy agradable conmigo, y eso te lo hace todo más fácil y te reconforta. Lo que sí veo es que el idioma es muy importante para poder comunicarnos, !y en eso estoy! Si aprendiera rápido el idioma mi integración sería mucho mejor. Pero la gente aquí, en la Autònoma, son súper amables, de verdad.
 
 
 

 

Noticias relacionadas

7a Cursa Solidària de la UAB en suport a la Marató de TV3

Éxito de la cursa de la UAB con 1.800 participantes

Todas las noticias