La UAB excava de nuevo en La Bastida de la mano de National Geographic

Roda de premsa de la nova fase d'excavació de La Bastida
Roberto Risch, arqueólogo de la UAB, junto a Miriam Guardiola, consejera de Cultura de la comunidad autónoma de Murcia, y Andrés García, alcalde del Ayuntamiento de Totana, durante la presentación de la nueva campaña de excavación de La Bastida.

El equipo del Grupo ASOME-UAB retoma los trabajos arqueológicos en el yacimiento de La Bastida (Totana, Murcia), seis años después del descubrimiento del imponente sistema de fortificación que rodeaba la ciudad hace unos 4000 años. La nueva campaña cuenta con el apoyo de la National Geographic Society.

11/05/2018

¿Cómo se construyó la gran muralla fortificada de La Bastida en un terreno tan difícil? ¿Existió un foso perimetral? ¿Fue escenario de cruentos combates? ¿Qué papel jugó la fuerza de las armas en la formación de la civilización de El Argar, que se expandió desde la costa mediterránea hasta prácticamente La Mancha?

Son algunas de las cuestiones a las que el equipo del Grupo de Arqueoecología Social Mediterránea (ASOME) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) quiere dar respuesta en una nueva fase de excavación del “Proyecto Bastida”, que cuenta con el apoyo económico de National Geographic Society.

El proyecto ha sido presentado en el yacimiento de La Bastida (Totana, Murcia) por Eva Celdrán, Mª Inés Fregeiro, Miguel Valério, Carlos Velasco y Roberto Risch, investigadores de la UAB, y ha contado con la presencia de Miriam Guardiola y Juan Antonio Lorca, consejera de Cultura y director general de Bienes Culturales del Gobierno de la Región de Murcia, respectivamente, y de Andrés García, alcalde del Ayuntamiento de Totana.

Los trabajos de la nueva fase de investigación se localizan principalmente al pie de la muralla exterior y se van a centrar en sacar a la luz y documentar todos los elementos constructivos de esta obra monumental. Esta es según los investigadores, una tarea clave para entender los conocimientos militares de aquellas gentes e identificar conexiones con otras sociedades que ya disponían de ese bagaje.

El proyecto de excavación e investigación, en el que participa una quincena de especialistas, acaba de comenzar y tendrá una duración de tres meses.

Además de la financiación de National Geographic Society, los trabajos se desarrollan bajo la dirección del equipo ASOME-UAB y cuentan con el apoyo del Ayuntamiento de Totana y la Asociación de Amigos del Yacimiento Arqueológico de La Bastida (ASBA).

El equipo de ASOME-UAB investiga en el yacimiento desde hace diez años, desvelando lo que pudo ser una auténtica “civilización perdida” en suelo europeo: la sociedad urbana de El Argar, de la que La Bastida sería su capital más importante, al frente de uno de los primeros estados de la Edad del Bronce (2220-1550 antes de nuestra era).

En 2012, descubrió un sistema de fortificación monumental y único en la Europa de su época, que protegía la ciudad. La importancia de este hallazgo puso sobre la mesa los debates sobre si las primeras civilizaciones del Viejo Mundo surgieron sólo en Oriente, y sobre los inicios de la violencia militarizada en Europa. Abría además nuevas hipótesis sobre la manera en que se expandió esta sociedad por el sureste peninsular.

En esta década ha llevado a cabo también trabajos de conservación, restauración y museísticos, así como de documentación y análisis científico de los hallazgos. La última campaña de excavación finalizó hace cinco años.

La Bastida

Arriba: vista general del yacimiento de La Bastida (Totana, Murcia). Abajo: parte de la fortificación de La Bastida descubierta en 2012, al pie de la cual se centran los trabajos de excavación y documentación de esta nueva campaña de investigación. Imágenes: ASOME.

Guerra y civilización

La ciudad de La Bastida ocupa un cerro escondido entre montañas y rodeado por barrancos, un lugar protegido desde el que gobernaba un amplio territorio de Murcia y Almería.

Los descubrimientos realizados en 2012 pusieron de manifiesto que la civilización de El Argar se habría forjado en un clima de conflicto. En la fortificación se identificaron dos líneas de muralla, varias torres de defensa y un ingenioso dispositivo de entrada a la ciudad, lo que revela que sus primeros habitantes poseían conocimientos sofisticados de arquitectura e ingeniería, de tal orden y tan novedosos en Occidente que evocan la obra de un grupo especializado en el ejercicio de la violencia.

También se han hallaron restos humanos desarticulados a lo largo del pasillo de entrada a la ciudad. Este hallazgo, unido al de armas de combate (alabardas y dagas) en tumbas de guerreros en varios yacimientos, sugiere guerras de conquista que expandieron la sociedad argárica hasta los límites de La Mancha.

Continuar las excavaciones permitirá profundizar en el conocimiento de cómo y por qué se gestaron aquellos primeros conflictos bélicos y precisar el origen de la violencia militarizada en Europa Occidental.

Enlaces:
http://www.la-bastida.com/inicio/index.html
http://www.ruta-argarica.es/

 

Noticias relacionadas

istockphoto/richcarey

El cambio climático modifica la composición de los arrecifes

Los corales devastados por el cambio climático son substituidos de forma natural por otras especies como las gorgonias, menos eficientes como sumideros del CO2 de la atmósfera. Un estudio del ICTA-UAB analiza por primera vez por qué las gorgonias son más resistentes que los corales a los impactos humanos y al cambio climático global. Leer más

Todas las noticias