Competencias personales

Las competencias personales son aquello que nos hace diferentes los unos de los otros. Todos tenemos claro que, ante una misma situación, cada persona responde de una determinada manera. Un análisis de tus puntos fuertes y de tus puntos débiles te servirá para conocer tus competencias personales.

Competencias como el trabajo en equipo, la flexibilidad, la comunicación eficaz, la iniciativa o pro actividad, son muy valoradas por las empresas. Un análisis interno de qué competencias personales puedes aportar a la empresa y trabajarlas puede aportar diferencias sustanciales en la entrevista.

Una de las competencias más valoradas en general es la autonomía e iniciativa personal, que supone la adquisición de la conciencia y aplicación de un conjunto de valores y actitudes personales e interrelacionadas (responsabilidad, perseverancia, conocimiento de sí mismo, autoestima, creatividad, autocrítica), el control emocional de calcular riesgos y afrontar problemas, así como la capacidad de demorar la satisfacción inmediata, de aprender de los errores y de asumir riesgos.

Esta competencia también va ligada a la capacidad de escoger con criterio, de imaginar proyectos y de llevar adelante las acciones necesarias para desarrollar las opciones y planes personales, en el marco de proyectos individuales o colectivos, responsabilizándose, tanto en el ámbito personal como en el social y laboral.