La UAB acoge un encuentro europeo para hacer que la ciencia sea más inclusiva

PostGender

El Observatorio para la Igualdad organizó el 11 de julio el ‘workshop’ internacional Gender Sensitive Research in International Projects, que se inauguró con una conferencia de la profesora del Boston College, Sharlene-Hesse Biber, una de les mayores expertas en esta temática.

11/07/2014


El taller se ha abierto con las intervenciones de las vicerrectoras de la UAB, Pilar Dellunde y Silvia Carrasco-esta última, representante del proyecto Egera por parte de la UAB-, y de Maxime Forest, científico coordinador de Egera. "Nosotros enfatizamos que se introduzca la perspectiva de género en las investigaciones, ya que es una señal de una investigación de excelencia. Excelencia" ha dicho en su intervención Maxime Forest.

A continuación, la profesora Sharlene Hesse-Biber ha ofrecido la conferencia inaugural Thinking Outside the Tradicional Science / Knowledge Box: Applying Feminist Principles of Praxis to Enhance Credibility and Social Justice in Scientific Inquiry, donde ha hablado del impacto del conocimiento científico tradicional en la vida de las mujeres y los grupos marginales. Ha hecho un especial énfasis en la injusticia social en que se ven abocadas muchas mujeres debido a que no se tiene en cuenta su visión en diferentes aspectos de la vida. Ha puesto el ejemplo de la construcción de una carretera en el Yemen rural, construida por hombres ingenieros, transitada básicamente por mujeres, y que provocaba muchos accidentes entre las mujeres, ya que no se tuvo en cuenta sus hábitos ni su punto de vista a la hora de construirla.

A continuación, el Observatorio, de la mano de su directora, Montserrat Rifà-Valls, presentó el informe Mapping & critical assessment of existing tools for including gender in research. "Hacer una investigación más inclusiva no sólo significa tener en cuenta la composición de los equipos de investigación en cuanto a si son más hombres o más mujeres; además también se refiere a los temas que se tratan en las investigaciones, si afectan o no a las mujeres ", explica la investigadora Montserrat Rifà.

El "workshop" se enmarca en el proyecto europeo Egera (Effective Gender Equality in Research and the Academia), que tiene una duración prevista de cuatro años. Se inició en enero de 2014 y su objetivo es lograr la igualdad de género en el mundo académico, fortalecer la dimensión de género de investigación y trabajar analizando los indicadores de desigualdad estructural, la promoción de entornos laborales y educativos amables con el género, y la formación en género de la comunidad. Cada universidad participante tiene asignadas unas tareas. La de la UAB es buscar fórmulas para introducir la perspectiva de género en la investigación y la ciencia. El equipo de investigación del proyecto en la UAB está integrado por Montserrat Rifà-Valls, Silvia Carrasco, Maria Prat, Begoña Sáez, Georgeta Ion, Laura Duarte y Maribel Ponferrada.

En la sesión restringida de la tarde se han discutido los instrumentos de la Comisión Europea para introducir la perspectiva de género en las diferentes fases de la investigación. Han participado grupos líderes de la UAB de diversas disciplinas científicas y con una reconocida trayectoria internacional, entre otros: el Grupo GEPOC (GEPOC - Grupo de Estudio de Procesos Oceánicos y Climático) del ICTA (Instituto de Ciencias y Tecnologías ambientales), del IBB (Instituto de Biotecnología y Biomedicina), el Grupo HPC4EAS (High Performance Computing for Efficient Applications and Simulations), el Core de Salud Mental, el Instituto de Envejecimiento, el grupo Comparative and Functional Genomics Group, el Departamento de Psicobiología, el Laboratorio de Periodismo, el Grupo Antígona, el Centro de Estudios de Patrimonio Arqueológico de la Prehistoria (CEPAP), así como expertas en género como las profesoras Teresa Paramio o Teresa Torns.

Algunos datos de la situación en el mundo universitario
En la práctica totalidad de universidades, entre el personal académico es donde la desigualdad entre hombres y mujeres es más evidente. En la UAB, por ejemplo, se produce un efecto de embudo para las mujeres: el peso de las mujeres en las diferentes posiciones se invierte respecto del peso correspondiente a sus compañeros a medida que se sube de categoría académica.

Así, si bien el peso de las mujeres en el colectivo de doctores ha aumentado en siete años, aproximadamente 9 puntos porcentuales, la producción en las titularidades y cátedras lo ha hecho sólo 1 punto. La categoría en la que ha subido más el peso relativo de las profesoras es en la de profesorado asociado y lector.

En el caso del personal de administración y servicios la presencia de las mujeres en la UAB es relativamente elevada, especialmente entre el personal funcionario. Aún así, en las categorías más altas las mujeres tienen una presencia menor a la proporción general. Entre el alumnado se observa que las mujeres siguen siendo mayoría en los diferentes ámbitos de conocimiento, excepto en el ámbito de las tecnologías. En los estudios de doctorado se observa un incremento en la proporción de mujeres entre los doctores, y se sitúan en los últimos años como el colectivo mayoritario.

La UNESCO promueve la idea de la educación inclusiva, como una concreción de la Declaración de los derechos humanos, y considera que la igualdad entre mujeres y hombres se ha visto agravada por la crisis socioeconómica actual, que hace que el principio de igualdad siga siendo primordial. Aunque las políticas de género en la investigación en la Unión Europea tienen un largo recorrido, se ha avanzado poco. Las personas expertas aseguran que es urgente implementar medidas de tipo organizativo, y que hay una cultura científica que sea sensible al género ya la diversidad.

 

Noticias relacionadas

Todas las noticias