Accede al contenido principal

Estudian junto con pacientes y cuidadores cómo reducir el consumo de somníferos en personas mayores

20 mar 2023
Compartir por WhatsApp Compartir por e-mail

El proyecto europeo BE-SAFE, en el que participa la Fundació Salut i Envelliment UAB, implementará un método basado en evidencia científica y centrado en el paciente que ayude a reducir el uso de benzodiacepinas y sedantes hipnóticos entre las personas mayores y que mejore la calidad de su atención y su seguridad. Para promover el abordaje integral de esta problemática, el proyecto implica a expertos, personas cuidadoras y personas afectadas mediante la constitución de un consejo internacional asesor de pacientes.

Mà amb pastilles

Aproximadamente, a un 6 % de las personas mayores de 65 años con diagnóstico activo de insomnio se les prescribe un tratamiento con somníferos (benzodiacepinas, sedantes e hipnóticos), pero existe evidencia de que el uso prolongado de estos tratamientos, especialmente cuando tienen un efecto de vida media o larga, comporta riesgos, como deterioro cognitivo, caídas y accidentes de tráfico, lo que supone un aumento de las hospitalizaciones y la mortalidad. Según los expertos, en vista de los riesgos frente a los beneficios, la prescripción rutinaria de larga duración de estos fármacos en las personas mayores no tendría que ser una primera opción y habría que optar por abordajes basados, en primer lugar, en una mejora de la higiene del sueño y, si procede, por intervenciones basadas en terapia cognitivo-conductual.

En este contexto, seis organizaciones (universidades, hospitales e instituciones europeas), entre las cuales se halla la Fundació Salut i Envelliment UAB, llevan a cabo el proyecto BE-SAFE, para conseguir una comprensión integral del uso de fármacos para dormir desde diferentes perspectivas y desarrollar un método para reducir su consumo en personas mayores. Con este objeto, han constituido recientemente el Consejo Asesor de los Pacientes (PAC) a partir de seis consejos locales formados previamente (Bélgica, España, Noruega, Grecia, Suiza y Polonia), compuesto por pacientes, personas cuidadoras, usuarios y organizaciones de personas mayores, que asesoren en todos los aspectos del proyecto.

«El objetivo del PAC es garantizar una representación verdadera y equitativa de la voz de los pacientes y las personas cuidadoras dentro de proyecto, y recopilar las opiniones, las preferencias, las necesidades y las expectativas de las personas mayores que toman somníferos, para mejorar su seguridad y atención», explica Anne Spinewine, coordinadora del proyecto, que lidera la Universidad Católica de Louvain. «Desde el consorcio del proyecto, hacemos nuestro el lema del Día Mundial del Sueño, que considera el sueño esencial para la salud y fundamental implicar a todos los actores en el desarrollo y la implementación de acciones que mejoren la calidad del sueño de las personas mayores», añade Antoni Salvà, director de la Fundació Salut i Envelliment UAB, que ha sido la institución encargada de coordinar la constitución del consejo.

Entre las actividades de investigación que fomentará el PAC se encuentra la administración de una encuesta entre pacientes, cuidadores y profesionales de la salud para identificar variables que facilitan o dificultan la reducción del consumo de fármacos contra el insomnio. A partir de estos resultados el consorcio de BE-SAFE desarrollará un método para reducir el uso de medicamentos contra el insomnio y contribuirá a la elaboración de recomendaciones y materiales educativos para pacientes y personas cuidadoras.

En la fase más avanzada del proyecto, los seis países de las organizaciones miembros probarán el enfoque desarrollando un ensayo clínico. El PAC participará durante todo el proceso de creación de herramientas para difundir buenas prácticas y la implantación del método resultante en otros sistemas de salud europeos.

Con una duración de cinco años (2022-2027), el proyecto está liderado por la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). Además de la Fundació Salut i Envelliment UAB, participan el Instituto de Psiquiatra y Neurología (IPIN) de Polonia, el Hospital Universitario de Oslo (OUS), la Fundación MAGIC Evidence Ecosystem de Noruega y la Universidad Nacional y Capodistriana de Atenas (Grecia).

BE-SAFE está financiado por la Comisión Europea, en el marco del programa HORIZON-HLTH-2021-CARE-05-01: «Mejora de la calidad de la atención y la seguridad del paciente», y por la Secretaría de Estado de Educación, Investigación e innovación (SERI) (contrato nº 22.00116) y cuenta con la colaboración del Ottawa Hospital Research Institute (OHRI) y Choosing Wisely (https://choosingwiselycanada.org/recommendations /). 

Dentro de