Accede al contenido principal

El discurso de odio anti-género en las redes sociales, analizado en una investigación

10 feb 2022
Compartir por WhatsApp Compartir por e-mail

La investigación GENHA -financiada por la Unión Europea, y coordinada por la UAB, junto a otras 4 universidades europeas- que ha finalizado ahora, ha identificado y analizado durante dos años los discursos de odio anti-género en Twitter y Facebook por parte de los partidos de extrema derecha con representación parlamentaria en España, Italia, Hungría, Alemania y Suecia.

TwiterFacebook

Identificar y analizar como los partidos políticos de extrema derecha en Europa se han apropiado del discurso de odio contra la “ideología de género” mediante las redes sociales e Internet así como proponer qué tipo de políticas jurídicas y públicas pueden implementar los Estados miembros y la Unión europea para proteger los derechos humanos en juego ha sido la finalidad del proyecto GENHA “Hate speech, gender, social networks and political parties” (Discurso de odio, género, redes sociales y partidos políticos), proyecto financiado por el programa europeo "Rights, Equality and Citizenship", ha tenido una duración de 2 años y ha finalizado este mes de febrero.

Coordinado por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), con la participación de una veintena de investigadores de la Universidad de Bolonia (Italia), la Universidad Central Europea (CEU) de Hungría, la Universidad de Viena (Austria) y la Universidad de Göteborg (Suecia).

Los investigadores se han dedicado a identificar y analizar los discursos de odio anti-género en Twitter y Facebook por parte de los partidos de extrema derecha con representación parlamentaria en los países participantes: España, Italia, Alemania, Hungría y Suecia. Seleccionaron los mensajes a través del programa de social listening "Senti-One" durante dos años (2018-2019). De los discursos de odio anti-género identificados, se analizó el potencial impacto de dichos mensajes, a través de un análisis cuantitativo de cien mensajes por cada país, y también se seleccionaron una muestra de ellos para realizar un análisis cualitativo.

Así, en Italia se analizaron los partidos “Noi con Salvini”, “Liga Salvini Premier” y “Fratelli d’Italia”; en Alemania, el partido “AfD”; en España, “Vox”; en Hungría, “Fidesz” y “KDNP MiHazánk”; y en Suecia, “The party” y “The youth party”, así como las cuentas personales de algunos de sus representantes más destacados.

Concluyen que es necesario considerarlo “violencia contra las mujeres”

El estudio concluye que es necesario considerar el discurso de odio anti-género como una violación de los derechos de las mujeres y una forma de violencia contra las mujeres. Además, ve necesario la interpretación del delito de discursos de odio considerando a las mujeres como grupo vulnerable, y añadiendo, por razón de género, sexo, identidad de género u orientación sexual.

También fruto de la investigación, se han elaborado una serie de propuestas legales y de políticas públicas, a nivel estatal y europeo. A nivel estatal a través del desarrollo de legislación anti-discriminatoria, administrativa y de violencia de genero. A nivel europeo a través del desarrollo de instrumentos legales que garanticen los derechos humanos de los usuarios de las redes sociales e internet (por ejemplo la Digital Act).

Mensajes sexistas y anti-feministas en Twitter y Facebook

Los mensajes con discursos de odio anti-género se clasificaron por su contenido como mensajes sexistas o anti feministas, o contrarios al colectivo LGTBIQ u homofóbicos, y anti-género. También se clasificaron por su intensidad en discursos de odio en sentido estricto (llamamientos a la violencia); discursos de odio en un sentido amplio (agitación y difamación); y discurso de odio potencial (rumores o discursos de odio implícitos).

La gran mayoría de estos discursos de odio anti-género identificados y analizados se corresponden con la categoría de discursos de odio en sentido amplio o discurso de odio potencial.

“Los representantes de los partidos políticos rara vez emiten discursos de odio en sentido estricto, sino que son discursos de odio implícitos, irónicos y llenos de burla o desprecio. Son en todo caso los actores secundarios también estudiados (simpatizantes, representantes de asociaciones afines al partido político) quienes sirven como altavoces de estos discursos de odio anti-género y llegan a emitir los discursos de odio más fuertes”, explica la profesora de Derecho de la UAB, Noelia Igareda, investigadora del grupo Antígona de la la UAB -dedicado al estudio de Derecho y Género-, que ha participado coordinando el estudio.

Todos los países participantes en el estudio tipifican los discursos de odio como una forma de delito de odio, pero no incluyen por razones de sexo, género, identidad de género u orientación sexual (a excepción del Código Penal español, que desde 2015 sí lo tipifica). Pero aún en los casos en que se contempla, como el español, sólo sería aplicable a los discursos de odio en sentido estricto, y no se considera a las mujeres como grupo vulnerable que justificaría su consideración como víctimas de estos delitos de odio.

Diferencias por países por tamaño y posición de los partidos.

Pese a que la investigación arroja conclusiones comunes en los países participantes, existen algunas diferencias debido al contexto de cada país: “no sólo por los diferentes tamaños, sino por la posición que los partidos políticos analizados (desde la situación en Hungría donde gobiernan, hasta su posición minoritaria en Suecia, pasando por su papel de partidos emergentes que han alcanzado un creciente respaldo social en los últimos años, como en Italia y España”, explica la investigadora Noelia Igareda.

También hay algunas diferencias en las temáticas de los discursos de odio anti-género: “en España por ejemplo, los ataques se centran en desprestigiar al feminismo como pensamiento político, en atacar aquellas representantes políticas que se identifican como feministas, a negar y cuestionar la violencia de género y su legislación, y difamar el colectivo LGTBI para expulsarlos del espacio político”, argumenta la investigadora de la UAB.

La profesora de Derecho de la UAB explica que es importante remarcar que “la agitación observada en estos mensajes de odio en sentido amplio, donde generalmente juegan la desinformación, el sarcasmo y la negación, fueron las que produjeron comentarios de odio en sentido estricto”.

-Projecte GENHA: http://genha.eu/

-Estudi “Anti Gender Hate Speech in Populist Right Wing Social Media Communication” 

-Estudi “Report on Legal and Public Policies Proposals to Adress Anti-Gender Hate Speech” 

Dentro de