Nueva perspectiva en la gestión de riesgos y emergencias en Cataluña y Europa

Jornada CONRIS gestió riscos

La Escuela acogió ayer la jornada “Ciencia para la Gestión de Desastres Naturales: una propuesta europea”, en la cual representantes de instituciones de ámbito local e internacional intentaron desdibujar las fronteras en la gestión de los riesgos y emergencias en Cataluña y Europa ante la necesidad de transversalizar la información en la prevención de riesgos y la importancia de la cooperación entre los agentes implicados.

12/02/2019

Ayer se celebró la presentación del curso sobre Gestión de Desastres Naturales, en las instalaciones de la Escuela de Prevención y Seguridad Integral de la UAB, en una jornada abierta a todo el mundo y que congregó unas 30 personas.

La jornada, bajo el título “Ciencia para la Gestión de Desastres Naturales: una propuesta europea”, empezó con una bienvenida por parte de la directora de la Escuela, Montserrat Iglesias-Lucía, quién agradeció la asistencia de estudiantes y profesionales en activo en la primera sesión del curso sobre gestión de desastres, organizado conjuntamente entre la Escuela, la Red Conris, y el Disaster Risk Management Knowledge Centro (DRMKC).

La primera sesión fue precisamente una presentación sobre la tarea del DMRKC, a cargo de Montserrat Marin, alumni UAB licenciada en Física que, actualmente, es coordinadora del proyecto desde una de las bases que tiene el centro, en Italia.

Como órgano vinculado a la Comisión Europea, el DRMKC ofrece apoyo a los estados miembros en la formulación e implementación de políticas en Disaster Risk Management (DRM) a partir de la canalización del conocimiento científico-técnico y el impulso de una relación entre ciencia y política para mejorar la gestión de desastres y la gestión de crisis, y contribuir así a un crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo de la sociedad.

El DRMKC: un nuevo enfoque en la gestión de los riesgos

El objetivo de este centro para la implementación de políticas en gestión de desastres es ofrecer una mirada cada vez más transversal al impacto de los desastres y fomentar el aprendizaje después de cada suceso. La coordinadora del proyecto enfatizó como el cálculo y recogida de datos es indispensable, así como la interrelación entre diferentes agentes y territorios. Como ejemplo, la experta explicó que ha habido un aumento en el número de inundaciones fatales en Europa, pero que cada vez disminuye más el número de heridos. Esto es un hecho que, según Marin, demuestra que políticas comunes “como la Directiva 2007/60 de evaluación y gestión de los riesgos de inundación funcionan”.

Los desastres por causas climáticas van al alza pero los escenarios son cada vez más complejos. Los famosos riesgos híbridos suponen nuevas amenazas: “es una cuestión que nos preocupa muchísimo, puesto que se retira la confianza a las instituciones”, explicaba Montserrat Marin.

El DRMKC nace, pues, como una respuesta multidisciplinaria a la gestión de los riesgos, con la intervención de todos los agentes implicados y ofreciendo perspectivas desde todas las fases del DRM: prevención, reducción, preparación, respuesta y recuperación; pero centrándose en dos orígenes de los desastres, natural y man-made, y el impacto de estos en el entorno.

Este objetivo del centro de conseguir una gestión conjunta de los riesgos y los esfuerzos para un trabajo cada vez más asociativo ya ha empezado a dar los primeros frutos. En total, el DRMKC ya ha implementado más de 1.775 proyectos y ha contado con la colaboración de casi 7.000 organizaciones de todo el mundo.

Entre sus iniciativas, se encuentran la creación de seminarios, workshops y sesiones formativas, o la creación de plataformas para el compartimento de información en el continente, como el Risk Data Hub, una colección en constante evolución de datos, metodologías y herramientas a disposición de todos los entes locales y supranacionales para el estudio y el desarrollo de acciones en DRM.

“La gestión del riesgo es de todos”

En mayo de 2017, el DRMKC publicó un extensivo manual titulado "Science for Disaster Risk Management: Knowing better and losing less", en el cual han colaborado más de 200 expertos en gestión de riesgos de todas las disciplinas y que es la base teórica del curso sobre Gestión de Riesgos que esta semana se está llevando a cabo con la colaboración de investigadores del centro y profesorado internacional miembros de la Red Conris.

Se espera la publicación de un segundo manual en 2020, que tendrá como foco el cálculo del impacto que generen los riesgos en la sociedad. El establecimiento de redes de colaboración entre el centro y las universidades miembros de la Red Conris es un paso para transmitir este mensaje a las próximas generaciones: “la gestión del riesgo es de todos y se puede hacer de manera conjunta”.



Espacio de debate al EPSI con representantes de la administración

La jornada también contó con una mesa de debate, moderada por el profesor Joaquín Rodríguez, en la que participaron la coordinadora del DRMKC, Montserrat Marin, la responsable del Servicio de Gestión de Emergencias –y profesora de la Escuela-, Montserrat Font Fabra, y el director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, Manel Pardo y Sabartés.

En esta sesión de debate, bajo el título “Un proyecto europeo para Cataluña: ¿realidad o ficción?”, se pusieron sobre la mesa los 2 riesgos más evidentes de los últimos 10 años en Cataluña: los riesgos naturales, con un aumento significativo de las inundaciones y una disminución clara de los incendios forestales; y los riesgos tecnológicos, puesto que, según Montserrat Font, “no hay una legislación clara europea y cada vez hay un volumen más grande de transporte de mercancías peligrosas (MMPP)” tanto por carretera como por ferrocarril y que pasan por el territorio.

Otro de los problemas abordados fue la relación entre la gestión de emergencias en Cataluña con Madrid. Este trámite con las autoridades estatales, para la Responsable del Servicio de Gestión de Emergencias, dificultan muchas veces la implantación de ciertas políticas europeas, y el intercambio de información directa con entes como el DRMKC, que podrían dar respuesta a la gestión de estos riesgos localizados. Una dificultad que el director general de los Bomberos de Cataluña, Manel Pardo, también sostuvo alegando  las carencias de todo este conocimiento global y de presupuesto público.

Ante este espacio vacío entre la ciencia y el sistema de gestión de emergencias, las universidades tienen un papel clave. Los proyectos para la transferencia del conocimiento son vitales ante la falta de recursos, sobre todo en áreas de la DRM aún para explorar. “Faltan herramientas en campos donde nadie quiere entrar, como la planificación urbanística”, comentó Pardo. Para Montserrat Marin, buena parte de esta desconexión se da porque se necesita crear políticas que fomenten más el intercambio y un “cambio de mentalidad en la gestión de ciertos riesgos”.

Necesidad de una mayor transversalidad en Cataluña

En esta línea, Manel Pardo dio como primicia que el actual sistema de gestión de emergencias no es válido y se está poniendo en marcha un nuevo Proyecto de Leyes de Emergencia para alinear a todos los agentes implicados. Una muestra más de la necesidad de acotar todavía más la interacción entre unidades y la compartición de información en la gestión de riesgos en Cataluña.

 

Noticias relacionadas

Todas las noticias