Expertos internacionales debaten sobre las resistencias a los antibióticos

En ocasión de la Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antibióticos, la UAB acogió el 13 de noviembre una jornada con expertos internacionales para debatir sobre la resistencia a los antibióticos y conocer diferentes estrategias para comabtirla. Asistieron más de 250 personas del ámbito sanitario, alimentario y de instituciones y centros de investigación.

13/11/2017

En la inauguración de la jornada, la rectora de la UAB, Margarita Arboix, destacó la importancia de debatir y poner a la orden del día el problema de las resistencias a los antibióticos y señaló la implicación de la Universidad para mejorar la salud pública. Como explicó el vicerrector de innovación y proyectos estratégicos de la UAB y director del Parcde Recerca UAB, Javier Lafuente, "el objetivo es crear una plataforma que agrupe instituciones, grupos de investigación y empresas para plantear proyectos y acciones para hacer frente a este problema de salud".

Por su parte, el subdirector general de Coordinación de Salud Pública, Xavier Llebaria, manifestó la necesidad de tomar conciencia a nivel internacional para abordar una estrategia conjunta y promover un buen uso de los antibióticos.

Abordaje internacional para hacer frente a la resistencia a los antibióticos
En la primera parte de la jornada, diferentes expertos de instituciones internacionales hablaron sobre las estrategias de lucha contra las resistencias. Awa Aidara-Kane, coordinadora del grupo asesor sobre vigilancia integrada de la resistencia a los antimicrobianos de la Organización Mundial de Salud (OMS), explicó el Plan de acción mundial sobre la resistencia a los antimicrobianos -que se aprobó en la 68ª Asamblea mundial de la salud celebrada el 2015- y las recomendaciones que hace la OMS sobre el uso responsable de los antibióticos en los sectores de la salud humana, animal y en la agricultura y la ganadería. La OMS pretende mejorar la concienciación y la comprensión sobre este problema, reforzar los conocimientos a través de la vigilancia y la investigación y utilizar de forma óptima los antibióticos. "Las investigaciones realizadas sugieren que reducir el uso de antibióticos reducirá la resistencia emergente", concluyó.

Actualmente, la resistencia antimicrobiana ya es responsable de 25.000 muertes anuales en la Unión Europa y, como señaló Martial Plantaday, coordinador del grupo de trabajo de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, "se prevé que si no hacemos nada al respecto en 2050 podría convertirse en una causa de muerte más frecuente que el cáncer". Desde la UE se ha desarrollado un nuevo plan para dar respuestas innovadoras, eficaces y sostenibles a este grave problema potenciando la sinergia entre los investigadores europeos.

Jean Yves Madec, director de investigación del Laboratorio Nacional de Referencia en resistencia a los antimicrobianos en animales de la Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria francesa (ANSES), resaltó que "un uso racional de los antibióticos en los animales no es suficiente; debemos actuar también implementando buenas prácticas de higiene en las granjas, poniendo vacunas, teniendo precaución en los alimentos y el agua y educando a los veterinarios y ganaderos".

Lis Alban, directora de investigación del Consejo de Agricultura y Alimentación de Dinamarca, mostró buenas prácticas que han aplicado en Dinamarca en el sector ganadero. Como por ejemplo, la introducción de una regulación que permite a los veterinarios prescribir antibióticos, pero no ganar en ventas; la implementación de una base de datos que recoge todos los medicamentos utilizados por los granjeros prescritos por un veterinario, o la elaboración de directrices en colaboración con la academia y la industria.

La situación actual y perspectivas de futuro
La segunda parte de la jornada repasó el panorama actual de la resistencia a los antibióticos en Europa. Por un lado, Ole Heuer, director del grupo de vigilancia sobre los antimicrobianos del Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC), dio diferentes datos sobre cómo está afectando la resistencia en humanos: sólo en la UE se calcula que anualmente cuesta 1.500 millones de euros en costes de asistencia sanitaria y pérdidas de productividad. Según datos de la ESAC-Net (European Surveillance of Antimicrobial Consumption Network), el consumo total de antibióticos en la UE se mantuvo estable de 2011 a 2015. Sin embargo, hay una gran diferencia entre los miembros de la UE en su consumo, lo que indica que el uso de antimicrobianos se ve afectado por otros factores que la necesidad de tratar pacientes infectados.

Por otra parte, Jordi Torren, coordinador de Vigilancia Europea del Consumo de Antimicrobianos Veterinarios (ESVAC) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), presentó los datos sobre el uso de antibióticos en animales. "A día de hoy, la reducción del uso de antibióticos en animales es un objetivo primordial", resaltó. El Estado español, por ejemplo, es el segundo mayor consumidor de antimicrobianos por número de animales, sólo por detrás de Chipre.

Finalmente, Armand Sánchez, vicerrector de investigación y transferencia de la UAB, habló sobre las perspectivas de futuro en la investigación genómica de resistencias microbianas. "Los equipos de secuenciación genómica de tercera generación permitirán secuenciar las bacterias con más facilidad y, por tanto, monitorizar a tiempo real los brotes de infecciones y avanzar en la lucha contra la resistencia microbiana".


 

Noticias relacionadas

Todas las noticias