Accede al contenido principal

Un proyecto analiza éticamente la regeneración de la vida salvaje

14 jun 2022
Compartir por WhatsApp Compartir por e-mail

La investigadora del ICTA-UAB Filka Sekulova participa en uno de los 35 proyectos de investigación que han recibido financiación en la convocatoria 2021 de la Fundación BBVA. El estudio “Ética del rewilding en el antropoceno: comprendiendo los escollos de regenerar éticamente lo salvaje (ERA-CERES)”, liderado por Cristian Moyano, investigador del programa Margarita Salas del Departamento de Filosofía, abordará las ventajas y retos morales derivados de la renaturalización de la vida salvaje para minimizar los perjuicios y sesgos éticos que puede comportar su aplicación.

Ethical analysis of wildlife regeneration ICTA-UAB

La idea de rewilding es un tema cada vez más recurrente dentro de la biología de la conservación y de la ecología y se presenta a menudo como una solución a problemas del antropoceno como el cambio climático acelerado, el deterioro de los ecosistemas, la pérdida de biodiversidad o los daños sobre la salud global. “Ante la urgencia de estos retos, investigadores y proyectos están centrando sus esfuerzos en promover esta estrategia de regeneración natural a varias escalas, principalmente mediante la reintroducción de especies localmente extinguidas o sustituyendo especies ya extinguidas por otras. Sin embargo, faltan estudios y reflexiones críticas que analicen éticamente el balance de esta práctica”, explica Cristian Moyano. “No todo son ventajas ni solo hay perjuicios. A veces, restaurar ecosistemas funcionales comporta tener que elegir entre compensaciones controvertidas. Por eso, se requieren trabajos que den a conocer las tensiones morales que pueden suscitar las prácticas de regeneración, para procurar llevar a cabo una praxis conservacionista más ética con todos, los humanos, los animales y el medio ambiente”, señala.

El proyecto “Ética del rewilding en el antropoceno: comprendiendo los escollos de regenerar éticamente lo salvaje (ERA-CERES)” que lidera Moyano pretende aportar una orientación pública precisa, tanto a los expertos que trabajan para regenerar la vida salvaje como a aquellos integrantes de la sociedad que la rechazan en base a motivos cargados de sesgos epistemológicos o de prejuicios acríticos. El equipo de investigación se ha fijado cinco objetivos específicos para este fin: estudiar las múltiples definiciones y la pluralidad semántica que acompañan el concepto de rewilding, identificar las diferentes estrategias y metodologías que existen alrededor de estas prácticas, analizar las tensiones normativas y los sesgos morales que pueden comprender, establecer propuestas ante los conflictos éticos y exportar y dar visibilidad a los resultados del proyecto y su discusión con otros agentes expertos.

Junto a Cristian Moyano, también participan en el proyecto Marta Tafalla, investigadora del Departamento de Filosofía de la UAB y Filka Sekulova, investigadora postdoctoral en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) y de la UNED. Además, colaboran investigadores de las universidades de la Laguna (María José Guerra), Rey Juan Carlos (Fernando Arribas), Murcia (Pablo Serra) y de la fundación internacional Rewilding Europe (Deli Saavedra).

Cristian Moyano, filósofo y doctor en Ciencia y Tecnología Ambientales por la UAB, es actualmente investigador postdoctoral contratado por la misma universidad y desarrolla su investigación también en el Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde estudia los retos éticos de transformar los metabolismos agrarios en entornos silvestres donde recuperar la funcionalidad ecosistémica. Ha trabajado en varios grupos de investigación sobre bioética, filosofía política y salud global y publicado varios trabajos sobre los impactos filosóficos del antropocentrismo y sobre los retos medioambientales y para la salud que comporta el desarrollo humano.

El proyecto por el que ha recibido financiación ahora ha sido dotado con el máximo presupuesto del programa para el área de Filosofía, 30.000 euros, y se llevará a cabo durante los próximos 16 meses.

Dentro de