Accede al contenido principal

El ICTA-UAB apuesta por una estrategia de viajes responsables y sostenibles 

23 feb 2022
Compartir por WhatsApp Compartir por e-mail

El ICTA-UAB ha diseñado una estrategia de viajes responsables con el objetivo de incentivar a los investigadores del centro, así como del resto de la UAB, a reducir el impacto ambiental de sus viajes relacionados con la investigación. 

Estrategia de vuelos responsables en el ICTA-UAB

La propuesta responde a la situación de emergencia climática global, que la UAB reconoció en mayo de 2019 a través de una declaración institucional, y de la necesidad de limitar el incremento de la temperatura global 1.5ºC por debajo de los niveles preindustriales para mitigar los efectos del cambio climático. Este ambicioso objetivo requiere de drásticas reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEH). 

Para ello, el ICTA-UAB ha decidido sumarse a los esfuerzos que desde hace varios años realiza la UAB para reducir su contribución a los GEH mediante un plan de acción orientado tanto a los desplazamientos diarios como con los viajes científicos de sus investigadores. En este sentido, el ICTA-UAB ha presentado una guía de buenas prácticas que su personal adoptará para escoger opciones de bajo impacto ambiental en sus desplazamientos científicos, en el desarrollo de sus proyectos, y   otras actividades laborales que también impliquen movilidad. 

Para promover una movilidad cotidiana responsable, la guía aboga por priorizar el transporte público, compartir vehículos particulares o usar vehículos más eficientes a nivel de combustible como los coches eléctricos o las motos, y adoptar formas activas y saludables de transporte como la bicicleta o caminar. Para impulsar los viajes responsables, los investigadores valorarán sus desplazamientos desde el punto de vista del impacto ambiental en relación con otros aspectos como el coste económico, su duración o circunstancias personales. Conscientes de que las fuentes de financiación y las políticas de viajes de la institución pueden suponer cortapisas a sus objetivos, quieren sensibilizar y movilizar a la comunidad universitaria sobre la necesidad de reducir al máximo la huella de carbono de su labor investigadora. 

Algunas de las acciones propuestas pasan por priorizar los encuentros telemáticos a los presenciales con reuniones, eventos y herramientas virtuales, reducir el número de asistentes de un grupo a un mismo evento, utilizar transporte público en vez de privado en trayectos cortos y recurrir al avión sólo para cubrir distancias de más de 1.000 kilómetros con vuelos directos. Con el desarrollo de esta guía, el ICTA-UAB pretende contribuir a una discusión plural entre la comunidad universitaria y científica acerca de la importancia de desarrollar sistemas de monitoreo de las emisiones de carbono relacionadas con la actividad docente e investigadora, para evaluar la efectividad de cualquier política o medida adoptada para mitigar el cambio climático en nuestras universidades o centros de investigación.  

La UAB, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

  • Acción climática

Dentro de