Arte e Historia

01/2013 -

Comercio atlántico en época romana

Un estudio realizado recientemente en la UAB recoge nuevas evidencias arqueológicas provenientes de diversos yacimientos de las costas de Alemania, Holanda y el noroeste de Francia, Portugal y la Península Ibérica que parecen confirmar la existencia de un comercio de alimentos entre las costas atlánticas en época romana. Este comercio que se habría producido desde el siglo I aC, con el emperador Augusto, hasta el siglo III dC, ha sido rastreado gracias al hallazgo de un gran número de ánforas y de varios barcos de la época.

Referencias

Carreras, Cèsar; Morais, Rui. "The Atlantic Roman trade during the principate: new evidence from the western façade". Oxford Journal of Archaeology. Volume 31, Issue 4, pages 419–441, November 2012.

Desde hace muchos años, los arqueólogos europeos están revisando el conocimiento que existe sobre la navegación y comercio en el Océano Atlántico. Tanto los textos como las evidencias arqueológicas demuestran contactos entre los diferentes territorios del Occidente Atlántico, desde el Norte de África y el Estrecho de Gibraltar hasta las Islas Británicas y las bocas del Rin. Pero sin duda, esta zona se conforma como un verdadero espacio comercial cuando todos estos territorios, conocidos ahora como Mar Exterior, pasan a ser controlados por los romanos en época de Augusto y los emperadores Julio-Claudios.

Este artículo muestra las nuevas evidencias arqueológicas que confirman la existencia del comercio a larga distancia en todas las costas atlánticas, desde Augusto hasta el siglo III dC, en base al hallazgo de pecios y un gran volumen de ánforas -sobre todo de origen Peninsular (Bética y Tarraconense). Tanto es así que la mayoría de ánforas de contextos británicos son béticas, en una proporción de 60-70%, a partir de época de Claudio.

El estudio de contextos bien datados en el Norte de Portugal y NO de España, así como yacimientos similares del NO de Francia, Holanda y Norte de Alemania permite constatar un importante comercio de productos alimenticios distribuidos en ánforas por todo el Atlántico. Estas buenas dataciones muestran el desarrollo de la red comercial a partir de las campañas militares de Augusto entre Cántabros y Astures, que se consolida después en la explotación de las minas de oro del NO Peninsular.

El aprovisionamiento de las legiones en las fronteras germánicas y Britania explica el desarrollo de las rutas comerciales hasta el Rin y las Islas Británicas a partir de las últimas décadas del siglo I aC. Nuevamente el estudio de algunos yacimientos como Neuss (Alemania) y Kops Plata (Nijmegen - Holanda) muestran un predominio de los productos peninsulares en la zona Norte del Rin en época de Augusto con unos porcentajes que llegan al 50% del total de ánforas, incluyendo una buena representación de vinos de la Tarraconense.

Cèsar Carreras Monfort.

Departamento de Ciencias de la Antigüedad y la Edad Media

cesar.carreras@uab.cat

2022 Universitat Autònoma de Barcelona

B.11870-2012 ISSN: 2014-6388