"En Estados Unidos, la justicia es más práctica"

JohnProfeTexas

El profesor Peter Johnstone, experto en derecho criminal, de la University of North Texas, considera que es esencial para cualquier persona, y sobre todo para un futuro abogado o juez, conocer otras culturas porque ayuda a tener la mente abierta y flexible. Aquí explica cómo en Estados Unidos la justicia intenta ser práctica y negociadora ante los crímenes para evitar hacer tantos juicios.

31/01/2018

Desde 2001vive en Texas (Estados Unidos), a pesar de que nació en Londres. Le surgió la oportunidad de ir a hacer docencia a EEUU hace 17 años, procedente de las universidades inglesas donde había estudiado, investigado e impartido docencia, y ya se quedó. Ha publicado 17 libros. Es el coordinador de un programa de intercambio que este curso inician estudiantes de Derecho de la UAB y los de Derecho de la University of North Texas, donde es profesor.

-¿Como se siente en Estados Unidos? ¿Cómo fue que se trasladó de Londres a Texas?
-Estoy muy bien en Estados Unidos: es un país lleno de oportunidades. Yo estaba en una universidad de Derecho de Londres donde no existía el departamento de justicia criminal, y como en Texas sí que existía, fue una forma de aprender, una nueva experiencia para mí que me permitió crecer a nivel profesional. Y aunque soy profesor de derecho criminal, mi pasión siempre ha sido la historia legal, del derecho.
 
-¿Qué pueden aprender los estudiantes de Derecho que participen en este intercambio académico con la University of North Texas?
Creo que pueden aprender un sistema legal muy diferente. Aquí en España, como la mayoría de Europa, el sistema jurídico es muy similar entre los países. Allí  es muy diferente el énfasis en cómo se investiga y se juzga un crimen.
 
También tendrán la oportunidad de conocer y adentrarse en una cultura totalmente diferente. Lo más importante de este intercambio, desde mi punto de vista de docente, es percibir la sensibilidad cultural de otro país o zona. Texas es un estado muy grande, y su gente no suele viajar, como mucho, van al estado de al lado. Por eso desde mi universidad tuvimos mucho interés en promover este intercambio, porque es importante no estar aislados y viajar.
 
-¿Eso es importante para un futuro abogado o juez?
-Sí, claro! Para cualquier ser humano es importante conocer mundo. Y para un abogado o juez, por supuesto. Necesitamos profesionales del Derecho y la Criminología que tengan una visión internacional, en este mundo global. Cuando uno hace un intercambio de este tipo, lo que más valoro como docente, no es tanto adquirir conocimientos de la disciplina en sí, sinó adentrarse en una cultura totalmente diferente.

Esto ayuda a cualquier persona a que se haga más sensible a otras realidades y culturas, más tolerante, más flexible y abierto de mente. Y para un futuro abogado o juez, en el mundo que vivimos hoy, globlal e internacional, aún más. !Trabajamos con abogados y policías de otros países y culturas! Y han de poder ver que quizás hay piezas de otros sistemas legales de otros países que se pueden incorporar al propio.
 
-¿Cuáles son las diferencias principales entre el sistema criminal en EEUU y el europeo?
-En EEUU creo que el sistema judicial se ha hecho muy dependiente de aspectos económicos para juzgar a los criminales. Si arrestamos 100 personas al día, no podemos juzgarlas a todas, es impracticable e ineficiente, y sobretodo es muy caro (buscar los testigos, los abogados, los jueces, etc.).

Cuesta muchos recursos y dinero, y por eso hay que buscar alternativas, como es el pacto y la negociación. No podemos juzgar cada pequeño crimen. En los EEUU hoy, el 90% de los crímenes son resueltos por negociación; si el culpable admite el crimen, ya no es necesario que se haga un juicio. Y si el culpable admite su culpa, la pena en prisión se rebaja. En Europa está pasando cada vez más esto, pero no tanto como en EEUU.
 
-Texas es uno de los estados de EEUU donde la pena de muerte se aplica más. ¿Qué piensa al respecto?
-Yo no nací en EEUU pero escogí ir a vivir. Y si tu eliges ir a vivir a un lugar tienes que respetar las normas que tienen allí. Hay 31 estados de EE.UU. que tienen la pena de muerte, aunque realmente que la apliquen sólo son 6 o 7, y Texas es uno de ellos. Texas regularmente ejecuta personas.
 
-¿Y cómo se siente usted, como profesor de Derecho criminal, ante esto?
-Yo lo respeto porque sino hubiera elegido vivir en otro estado. Es lo que eligieron los ciudadanos de Texas en unas votaciones. Entiendo los motivos por cuestiones históricas. California, considerado un estado liberal, abolió la pena de muerte hace años,pero han hecho un referéndum y la han vuelto a introducir. Es lo que han querido sus ciudadanos.
 
-Desde el punto de vista europeo, que un país tenga la pena de muerte se ve como una cosa retrógrada o negativa.
-Hay que entender los motivos históricos. Del mismo modo que muchas personas de fuera de EE.UU. ponen el grito en el cielo por el hecho de que tener armas sea legal. Lo ven terrible. Pero a mí no me molesta, porque por la calle no ves pistolas. Las llevan porque se sienten más cómodos y seguros, allí es algo natural y normal. Cuando entiendes lo que hay detrás, entiendes que lleven pistolas.  Tienes que saber cómo han llegado hasta aquí, para determinadas cuestiones.

-¿Lo ve positivo?
-A ver, pienso que hay que respetarlo. Por ejemplo, para algunas personas, el Brexit puede ser un paso atrás, pero para los ciudadanos que lo votaron, está claro que no.

-Después de un año de Trump, ¿el sistema judicial en EEUU se ha visto afectado?
-No ha habido ningún cambio importante. Sólo en el área de la inmigración ha habido cambios o propuestas de cambios. El resto, no.

-¿Cuáles son los valores de la sociedad norteamericana, y en concreto, de Texas, que hacen que los ciudadanos vean bien aspectos como la posesión de armas y la pena de muerte?
-Los ciudadanos americanos aceptan tener armas por un tema histórico-geográfico: es un país, con animales salvajes y peligrosos, con extensiones grandes de tierras, que los han obligado a llevar armas siempre. Aunque vivas en grandes ciudades, en 15 minutos te encuentras a las afueras, en medio de la nada. Y ellos siempre han llevado armas para protegerse. Pero personalmente no me afecta y no me hace sentir mal por ello. De hecho, muchos de mis estudiantes vienen al campus con pistolas, las llevan discretamente escondidas dentro de la ropa, y yo no me he sentido intimidado por ello. Tú hablas con ellos y las puedes ver sucintamente en el calcetín o dentro de la chaqueta, pero no te sientes intimidado.

 

Noticias relacionadas

Sopar del 40è aniversari de la UAB

¡La Autònoma cumple 50!

El 6 de junio, la UAB celebra su 50º aniversario con una conferencia de Henri Weber, una de las caras visibles de mayo del 68, la presentación del libro conmemorativo L'audàcia del coneixement. 50 anys UAB, un diálogo conducido por Ramon Pellicer entre la rectora de la UAB y el rector de la UAM y un fin de fiesta con cena en el SAF. Leer más

Todas las noticias