La UAB instalará una planta piloto para tratar la fracción orgánica generada en los restaurantes del campus

Planta Pilot GICOM

En colaboración con la Agència de Residus de Catalunya, la UAB instalará un microdigestor anaeróbico para tratar la fracción orgánica generada en los restaurantes del campus. Del proceso se obtendrá biogás para generar energía y se podrán extraer bioproductos de valor añadido.

25/05/2018

El Grupo de Investigación de Compostaje (GICOM) del Departamento de Ingeniería Química, Biológica y Ambiental de la UAB, coordinado por el profesor Antoni Sánchez, y la Agència de Residus de Catalunya han llegado a un acuerdo para llevar a cabo una prueba demostrativa de gestión descentralizada de bioresíduos en Cataluña. Se instalará una planta piloto, un micro digestor anaeróbico, para tratar la fracción orgánica generada en los restaurantes del campus. Del proceso se obtendrá biogás para generar energía y un digerido, del que además se podrán extraer bioproductos de valor añadido. Se prevé que la planta comenzará a operar a finales de este año.
 
El acuerdo se enmarca en el proyecto europeo DECISIVE (acrónimo de A Decentralized management Scheme for Innovative Valorization of urban biowastE), coordinado por el Institut national de recherche en sciences et technologies pour l'environnement et l’agriculture (IRSTEA) en Francia, y donde participa el grupo de investigación GICOM. Se trata de un consorcio multidisciplinar, formado por diferentes entidades, universidades y empresas internacionales del ámbito europeo, enfocado al diseño e implementación de sistemas innovadores de gestión de residuos y en especial a la gestión de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos. El proyecto pretende desarrollar un sistema descentralizado de gestión local de la fracción orgánica donde sea posible la generación de productos de interés para la agricultura ecológica.
 
Para tal fin, se considera el uso de dos tecnologías: la microdigestió anaeróbica y la fermentación en estado sólido. La fracción orgánica obtenida a partir de la recogida selectiva de residuos se trata en un sistema de digestión anaeróbica a partir del cual se obtienen dos productos: biogás y una fracción sólida llamada digerido. El biogás obtenido puede ser transformado en energía eléctrica, como fuente de energía renovable. Por otra parte, el digerido generado se valoriza por medio de un proceso de fermentación en estado sólido que permite producir biopesticidas con un uso potencial en agricultura ecológica.
 
La misión principal del proyecto está dirigida a introducir un sistema descentralizado de tratamiento de la fracción orgánica de los residuos municipales, en pequeñas áreas, cerca del punto de generación, como complemento al sistema centralizado en grandes instalaciones alejadas del punto de generación. De esta manera se pretende acercar a la ciudadanía la idea de economía circular y de que el residuo es un recurso, favoreciendo que se integre esta realidad en el día a día.

 

Noticias relacionadas

MarioBunge

Homenaje mundial al científico Mario Bunge

Coincidiendo con los 100 años que cumple el 21 de septiembre el físico y filósofo Mario Bunge -uno de los grandes intelectuales del siglo XX-, el profesor de Psicología y miembro del Instituto de Neurociencias, Ignacio Morgado, participa en el volumen de homenaje que sale ese día, junto con científicos internacionales.

Todas las noticias