Actividad física

"Se considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos que exija gasto de energía. (...) Se ha observado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en los referente a la mortalidad mundial y supone un 6% de las muertes registradas en todo el mundo."
 

Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud de la Organización Mundial de la Salud



Un estilo de vida activo
Practicar actividad  física y tener un estilo de vida activo disminuye el estrés, la ansiedad, la depresión y mejora la salud mental. La actividad física integrada en la rutina diaria es una herramienta poderosa de promoción de la salud y de prevención y control de las enfermedades.

Numerosos estudios han demostrado que practicar un mínimo de treinta minutos de actividad física moderada cinco veces a la semana reduce a la mitad el riesgo de padecer enfermedades derivadas del sedentarismo y la inactividad como las cardiovasculares, las circulatorias o la diabetes tipo 2. También evita el exceso de colesterol y ayuda  a controlar el sobrepeso y la obesidad.

La actividad física y un estilo de vida activo:

•    Ayudan a sentise mejor, con más energía, a relajarse, a dormir mejor y a tonificar y estirar los músuculos.
•    Ayudan a prevenir y tratar el exceso de peso regulando el hambre y aumentando el número de calorías que se gastan cada día.
•    Ayudan a cuidarse y a conocer a otra gente. Cuerpo y mente salen muy beneficiados.

En la UAB se puede hacer ejercicio en el Servei d'Activitat Física, en la Vila Universitaria y en las actividades organizadas por el Ámbito de Participación. Por otro lado, llevar un estilo de vida activo se puede poner en práctica en el campus de muchas maneras: 

•    Intentad hacer el máximo número de desplazamientos a pie o en bicicleta, adquirid el hábito de caminar: haced los encargos a pie, las reuniones caminando, quedad a medio camino por el campus para desplazaros, dad paseos familiares, aprovechad los itinerarios de la naturaleza y la red de caminos.
•    Subid las escaleras en lugar de coger el ascensor o las escaleras mecánicas.
•    Aparcad el vehículo un poco más lejos de lo que es habitual, o bajad del autobús o de los ferrocarriles una o dos paradas antes.

Programa de actividades