Parc de Recerca

Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3)


En el marco de la Estrategia Europa 2020 toma especial relevancia la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3) para apoyar a las regiones, invirtiendo en las prioridades y en las necesidades de desarrollo basadas en el conocimiento. 
 
La CE considera que, para hacer una Europa más competitiva es necesario que los diferentes territorios intensifiquen su especialización de acuerdo con sus ventajas competitivas, para que la reorientación inteligente de sus sectores productivos pueda dar respuesta a los retos globales. En este sentido, el Gobierno catalán ha definido la estrategia de investigación e innovación para la especialización inteligente de Cataluña (RIS3CAT), que marca las actuaciones y los programas de I+D+i para el periodo 2014-2020 y apoya la generación y el desarrollo de proyectos innovadores. 
 
Con la RIS3CAT, el Gobierno ha definido las reglas del juego para que sean los actores económicos los que determinen la especialización futura de Cataluña mediante grandes apuestas concretas de inversión, en investigación e innovación, sectoriales y territoriales, que tendrán el apoyo de los fondos europeos . La estrategia pretende combinar instrumentos de I+D+i ya consolidados en Cataluña con instrumentos nuevos que permitan impulsar iniciativas de colaboración en el que se impliquen tanto el sistema de I+D+i como las empresas, las administraciones públicas o los usuarios de la innovación. 
 
La elaboración de la estrategia ha partido de un análisis de la situación de la economía catalana en la que se han identificado tres vectores que articularán las actividades que permitirán que la economía catalana afronte con éxito los retos de futuro: la herencia de la gran tradición industrial catalana; el bienestar de las personas en ámbitos como la alimentación, la salud, el ocio o el estilo de vida, en los que la I+D+i genera oportunidades económicas y beneficios directos para las personas y la sociedad, y los retos globales que se derivan del cambio climático, el impacto de la actividad humana y la escasez de recursos naturales. 
 
A partir de los objetivos estratégicos, la RIS3CAT define cuatro ejes de actuación: ámbitos sectoriales líderes, clusters emergentes, tecnologías facilitadoras transversales y mejora del entorno de innovación. La estrategia apuesta por la colaboración de los agentes (sistema de I+D+i, empresas, administraciones públicas y usuarios de la innovación), que son los que deberán concretar las agendas conjuntas de I+D+i que se definen en la estrategia para transformar los sectores y los territorios, e impulsar actividades emergentes.