Economía

06/2013 -

El impacto científico de la colaboración universidad-empresa

Un estudio del Departamento de Economía y Historia Económica de la UAB ha analizado el éxito de los proyectos científicos en los que colaboran universidad y empresa en base al impacto en las revistas científicas. Este trabajo concluye que hay que tener en cuenta, cuando se evalúan los proyectos, la calidad de las publicaciones de los colaboradores en la empresa, que, si es alta, repercutirá positivamente en el impacto del proyecto científico de colaboración con la universidad.

Referencias

Albert Banal-Estañol, Inés Macho-Stadler, David Pérez-Castrillo. "Research Output From University–Industry Collaborative Projects" Economic Development Quarterly February 2013 27: 71-81.

Nadie discute que la colaboración entre las universidades y la industria es decisiva para la transferencia del conocimiento científico. Pero no están tan claros sus efectos en la fase de generación de este conocimiento.  

Respecto de la colaboración entre universidad y empresa en investigación científica, hay grandes partidarios y grandes detractores. Asimismo, los trabajos que analizan  las consecuencias de esta colaboración obtienen a menudo conclusiones contradictorias: algunos trabajos apuntan que la colaboración es buena para los resultados del proceso de investigación y otros que es perjudicial.

Intuitivamente, la investigación académica puede beneficiarse de la colaboración con la industria porque puede dar acceso a recursos importantes además de ampliar los intereses de los programas de investigación académicos tradicionales. Pero también es fácil encontrar argumentos de que la colaboración puede perjudicar la producción científica ya que puede reducir el tiempo disponible cuando los investigadores deben estar sometidos a cláusulas de no divulgación, o puede sesgar su investigación hacia temas con más aplicaciones comerciales.

La intuición parece también indicar que las conclusiones pueden depender del tipo de proyecto y de la disciplina en la que universidad y empresa colaboran. Por ello, en nuestro análisis nos centramos en proyectos competitivos financiados con fondos públicos en los que la investigación es de índole puramente científica.

Nuestro trabajo utiliza los proyectos de los investigadores de departamentos de ingeniería del Reino Unido financiados por EPSRC (Engineering and Physical Sciences Research Council). Algunos de estos proyectos se realizan en colaboración con empresas (aproximadamente el 38%) y otros no. Para medir los resultados de un proyecto utilizamos el número y el factor de impacto de artículos que incluyen agradecimientos al proyecto, así como el tipo de revista en la que se publica (más investigación básica o más investigación aplicada según una clasificación utilizada por la National Science Foundation).

Analizamos los artículos obtenidos en los proyectos en los que el equipo no colabora con empresas y en los que sí colabora. Los resultados del análisis empírico apuntan a que el efecto de la colaboración con la industria en este tipo de proyecto depende de la calidad de las empresas en términos de publicaciones. La colaboración reduce el rendimiento científico si las empresas con las que se colabora no tienen un fuerte contenido investigador. Pero tiene efectos positivos si las empresas con las que se colabora son de alta calidad en nuestro rango de investigación.

Ello nos lleva a concluir que cuando los evaluadores consideran los méritos de un proyecto de investigación científica no deben centrarse sólo en la experiencia y calidad de las publicaciones del equipo de académicos, sino también en las de sus colaboradores (si los hubiere) en la empresa. El análisis muestra que si la empresa no tiene una experiencia en investigación suficiente, trabajar con ella en un proyecto científico tiende a ser muy perjudicial, mientras que puede ser sumamente beneficioso si la empresa tiene experiencia en publicaciones científicas. Estos efectos son más importantes cuando los resultados esperables son publicaciones científicas de tipo más básico.

Albert Banal Estañol.
Departament d'Economía de la Universitat Pompeu Fabra.

Inés Macho-Stadler, David Pérez-Castrillo.

Departamento de Economía y de Historia Económica

ines.macho@uab.es

2020 Universitat Autònoma de Barcelona

B.11870-2012 ISSN: 2014-6388