Biología

Myocricetodon jaegeri
04/2010 -

Roedores prehistóricos del desierto, cruzando a pie el Mediterráneo

Hace aproximadamente seis millones de años, el mar Mediterráneo se secó casi completamente en lo que se conoce como "Crisis de Salinidad del Messiniense", debido al cierre de la conexión entre el Atlántico y el Mediterráneo. Esto permitió la aparición de zonas transitables para animales terrestres que pudieron llegar a la Península Ibérica desde el Norte de África a finales del Mioceno. Investigadores del ICP han descubierto, por primera vez en Europa, fósiles del roedor Myocricetodon jaegeri en el yacimiento de Negratín-1 (Guadix). Este descubrimiento confirma la hipótesis que supone que ciertos géneros de mamíferos llegaron a la Península Ibérica cruzando un desertizado estrecho de Gibraltar.

Referencias

"The micromammal fauna from Negratín-1 (Guadix Basin, Southern Spain): new evidence of African-Iberian mammal exchanges during the Late Miocene". Minwer-Barakat, R., García-Alix, A., Agustí, J., Martín Suárez, E. and Freudenthal, M. Journal of Paleontolgy, 83 (6): 854-879, 2009.

El final del Mioceno constituyó uno de los momentos de mayor importancia en la historia del Mediterráneo. Hace aproximadamente 6 millones de años comenzó la llamada "Crisis de Salinidad del Messiniense", que consistió en el cierre progresivo de las conexiones entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, conduciendo finalmente al aislamiento y desecación prácticamente completa de este último.

Una de las consecuencias más relevantes de este cambio en la configuración de los mares y las tierras emergidas fue la aparición de vías de comunicación entre el Norte de África y la Península Ibérica, que permitieron el intercambio de faunas de mamíferos africanos y europeos. La existencia de estos cambios faunísticos se conoce desde hace varias décadas. Sin embargo, el origen de determinados géneros y especies de mamíferos y su vía de entrada a la Península durante el Mioceno final no han sido aún determinados con exactitud. Para algunos grupos se han propuesto diferentes vías de migración: desde el Norte de África, por un paso emergido cercano al actual estrecho de Gibraltar, o desde Asia, a través del Mediterráneo, que en ese momento estaría parcial o completamente desecado.

El trabajo publicado recientemente en la revista Journal of Paleontology describe los fósiles de pequeños mamíferos (roedores e insectívoros) del yacimiento de Negratín-1, situado en la cuenca de Guadix (Granada). En esta localidad se han identificado doce especies diferentes de mamíferos, que incluyen Múridos (ratas y ratones), Cricétidos (hámsteres), Glíridos (lirones), Sciúridos (ardillas), Erinaceidos (erizos) y Sorícidos (musarañas). Pero sin duda el grupo de mayor relevancia es el de los gerbílidos, roedores que actualmente viven en África y Asia, cuya vía de entrada a la Península Ibérica al final del Mioceno ha sido ampliamente debatida. En concreto, la especie Myocricetodon jaegeri, anteriormente encontrada en yacimientos del Norte de África, se ha identificado por primera vez en el continente europeo. De esta forma, se confirma el origen norteafricano de los representantes de este género hallados en otros yacimientos españoles del Mioceno.

La fauna de Negratín-1 tiene también interés a la hora de interpretar las condiciones ecológicas que reinaban en el sur de la Península al final del Mioceno. La presencia de los gerbílidos Myocricetodon jaegeri y Debruijnimys almenarensis y la ardilla de hábitos terrestres Atlantoxerus sp., cuyos parientes próximos ocupan actualmente medios desérticos y subdesérticos, indica la existencia de unas condiciones cálidas y áridas en el sur de la Península en el momento de formación del yacimiento.

Raef Minwer-Barakat Requena

Instituto Catalán de Paleontología (ICP)

raef.minwer@icp.cat

Obtener en PDFObtener en PDF

2019 Universitat Autònoma de Barcelona

B.11870-2012 ISSN: 2014-6388