Ciència Animal

Porcs
02/2007 -

La variabilitat genètica dels porcs, més gran del que es pensava

L'espècie porcina és molt més variable del que es pensava. Els investigadors han trobat una variabilitat genètica per al gen FABP4 (que està implicat en la quantitat de grasa que deposita l'animal) deu vegades superior a la trobada a l'espècie humana i similar a la de les espècies silvestres, no domesticades. A més, han descobert que el porc ibèric és molt variable.

Referències

"Unexpected High Polymorphism at the FABP4 Gene Unveils a Complex History for Pig Populations". Ana Ojeda, Julio Rozas, Josep M. Folch, and Miguel Pérez-Enciso. Genetics Society of America. DOI: 10.1534/genetics.106.063057.

(Text només en castellà)

La domesticación de los animales y plantas fue uno de los eventos clave en la historia de la humanidad, ya que permitió asegurar una fuente de alimentación continua, no condicionada por los avatares inherentes a la caza o a la recolección silvestre. La mayor parte de las especies que hoy comemos se domesticaron hace unos 7.000 - 10.000 años. En el caso del porcino, se ha descrito que esta especie se domesticó en diversos lugares, tanto en el continente europeo como en Asia.

Uno de los aspectos que más ha preocupado a los investigadores es ver cómo este proceso, la domesticación, ha afectado a la variabilidad genética, ya que es de esperar que las especies domésticas muestren menos variabilidad que el ancestro salvaje. Además, conocer la variabilidad genética es fundamental para establecer programas de conservación, y es que hay varios miles de razas de animales domésticos en peligro de extinción, según la FAO.

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la Universidad de Barcelona acaban de publicar en el número de diciembre de la revista Genetics (http://www.genetics.org/), que la especie porcina es mucho más variable de lo esperado. Para el gen FABP4, que está implicado en la cantidad de grasa que un animal deposita, estos investigadores han encontrado una variabilidad genética que es diez veces superior a la variabilidad encontrada en la especie humana, por ejemplo, y similar al de especies silvestres, no domesticadas. Pero, además, han encontrado que el cerdo Ibérico es muy variable, y que él solo contiene casi la mitad de la variabilidad genética para este gen descrita en toda la especie.

Este resultado es muy inesperado, puesto que el cerdo Ibérico es una población bastante pequeña, en relación al conjunto de razas porcinas. Por otro lado, la mayoría de estudios genéticos hasta la fecha habían encontrado una relación entre el origen geográfico de la raza y la variabilidad genética, por ejemplo, razas asiáticas tienden a ser más parecidas entre sí que a las razas europeas. Se ha visto que esto no es así para este gen, y que algunas variantes del cerdo Ibérico son similares a las encontradas en razas asiáticas.

Este trabajo es de los primeros que estudia en profundidad la variabilidad en un gen porcino, incluyendo tanto razas domésticas como el jabalí, y ha encontrado un patrón genético muy inesperado. Asimismo, también muestra la importancia de mantener el patrimonio genético del cerdo Ibérico.

Ana Ojeda, Julio Rozas, Josep M. Folch † i Miguel Pérez-Enciso*

Departament de Ciència Animal i dels Aliments

Universitat Autònoma de Barcelona
+Departament de Genètica, Universitat de Barcelona
*Institut Català de Recerca i Estudis Avançats

miguel.perez@uab.es

2024 Universitat Autònoma de Barcelona

B.11870-2012 ISSN: 2014-6388