Ciencias de la Comunicación

02/2015 -

Interculturalidad y racionalidad comunicativa en las redes sociales online

El atentado del pasado mes de enero contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo nos abre un montón de dudas sobre la convivencia entre culturas diversas en la Unión Europea, sobre todo entre los jóvenes migrantes. La comunicación intercultural es una herramienta clave en este sentido y las redes sociales online o SNS (Social Network Sites) intervienen decisivamente en la configuración de un nuevo espacio público de convivencia. El 84% de los jóvenes, europeos autóctonos y europeos migrantes de primera o de segunda generación, usan las redes sociales, según Eurostat, casi el doble que el conjunto de los ciudadanos europeos. Pero el uso que se hace y el tipo de interacciones que se establecen están lejos de favorecer una racionalidad comunicativa propicia al diálogo, la cooperación y el compromiso procomún. Domina, en cambio, el interés por construirse un buen personaje con el que entrar en la escena de este nuevo espacio público.

Referencias

Soriano, Jaume; Gutiérrez, María.Interculturality and Communicative Rationality. Young Migrants and Their Relationships in the Online Social Networks in Spain.Communication & Society. 2015, vol. 28, num. 1, p. 127-143. doi: 10.15581/003281.

“Facebook te ayuda a comunicarte y compartir con las personas que forman parte de tu vida”. Éste es el lema que encabeza en España la página de acceso a la red social online más usada del planeta. El mundo de compañerismo y colaboración que presupone la frase nos mueve a preguntarnos si las redes sociales online son también un instrumento eficaz para las relaciones interculturales entre los jóvenes migrantes y cómo influyen éstas en la construcción de su identidad digital. En los últimos diez años se han estudiado bastante las plataformas y aplicaciones más usadas por los jóvenes españoles, las horas que dedicaban a ellas, cuándo las usaban y con qué tipo de personas interactuaban, pero se sabe muy poco sobre el sentido que dan a todas estas prácticas. Sabemos también que las redes sociales online facilitan el establecimiento de contactos con personas de otras culturas. Pero, ¿más canales de interacción suponen automáticamente una mejora de las relaciones interculturales?

La investigación presentada profundiza en los aspectos cualitativos del uso de las redes y no en el cuantitativo. Nos interesa el significado que tiene para los jóvenes lo que hacen en las redes sociales online. Este hecho es especialmente relevante para los jóvenes migrantes, cuya realidad cotidiana les obliga a relacionarse con personas de culturas diferentes dentro y fuera de Internet. El objetivo del estudio consiste en comprobar si las relaciones a través de las redes sociales responden a una racionalidad comunicativa cooperativa y dialógica que favorezca un marco común propicio para el entendimiento intercultural o bien los empuja hacia formas de relaciones más banales.

Para interpretar convenientemente el sentido que los jóvenes dan a sus relaciones sociales en la red se ha elaborado un modelo de análisis basado en la teoría de la acción comunicativa del filósofo Jürgen Habermas. Para Habermas, las personas actúan socialmente de cuatro maneras diferentes: con acciones estratégicas, con acciones ajustadas a normas, con acciones dramatúrgicas y con acciones comunicativas. Estas formas de acción social también se pueden identificar en las interacciones que todos nosotros tenemos con otras personas cuando usamos las redes sociales online.

El modelo de análisis se aplicó a los datos recogidos en 13 grupos de discusión dentro del proyecto de investigación “Las relaciones sociales de los jóvenes migrantes en Internet desde la perspectiva de la interculturalidad” (CSO2011-24376) del Incom-UAB. Los grupos se realizaron en Barcelona, Bilbao y Madrid entre 93 jóvenes inmigrantes y no inmigrantes escolarizados en centros con una concentración de inmigrantes superior al 45%. En ellos se observó que los jóvenes tratan a sus contactos como público de sus representaciones. Los jóvenes hacen de actores y se diseñan una imagen cuando se ponen en escena en la red y se muestran poco comprometidos con los demás cuando les toca hacer de público. En sus interacciones, la proyección de este actor construido es más fuerte que la búsqueda del diálogo, la interlocución y la cooperación crítica. Esto convierte la red social online en un club social más que en un medio para abrirse al mundo y participar críticamente en él. Entonces, ¿cómo deben contribuir estas prácticas a una comunicación intercultural de calidad?

Autor de la imagen: iStockphoto/pojoslaw.

Jaume Soriano
Departament de Mitjans, Comunicació i Cultura

María Gutiérrez
Departament de Comunicació Audiovisual i Publicitat

jaume.soriano@uab.cat, maria.gutierrez@uab.cat

2019 Universitat Autònoma de Barcelona

B.11870-2012 ISSN: 2014-6388