Medicina y Salud

11/2013 -

Exposición a drogas de abuso durante el embarazo en la isla de Ibiza

La detección de la exposición prenatal a drogas de abuso es fundamental para asegurar un adecuado seguimiento de los niños afectados. Una tesis doctoral leída en la UAB compara la utilidad del cabello materno y del meconio en la detección de la exposición prenatal a drogas en el tercer trimestre de embarazo en la isla de Ibiza. Los resultados parecen indicar que el cabello materno es más sensible que el meconio para detectar exposición a cannabis. Una mejora en los métodos de detección podría optimizar la prevención.

Referencias

“Exposició fetal a drogues d'abús durant l'embaràs a l'illa d'Eivissa”, tesis doctoral de Joan García Serra, dirigida por el profesor Oriol Vall Combelles, el Dr. Óscar García-Algar y la Dra. Bibiana Fríguls Francitorra y leída en el IMIM-Barcelona.

La detección de la exposición prenatal a drogas de abuso es fundamental para asegurar un adecuado seguimiento de los niños afectados. El cuestionario materno no es una herramienta de detección eficaz. En los últimos años, se ha descrito la utilidad del cabello materno y del meconio como matrices biológicas para valorar esta exposición. El objetivo de este estudio es comparar ambas matrices en la detección de la exposición prenatal a drogas en el tercer trimestre del embarazo, a fin de valorar su uso como herramienta de detección, y estimar la prevalencia del consumo de drogas por parte mujeres embarazadas que viven en Ibiza, mediante cuestionarios estructurados y biomarcadores en el cabello de la madre. Por otra parte, se investigan los posibles efectos nocivos del consumo de drogas materno.

Entre enero y marzo de 2010 se recogieron muestras de cabello materno y meconio de 107 parejas madre- bebé del Hospital de Can Misses de Ibiza. Se determinaron en ambas matrices la presencia de opiáceos, cocaína, cannabis, metadona, anfetaminas, 3,4- metilendioximetamfetamina (MDMA) y sus metabolitos, usando técnicas cromatográficas estandarizadas. Se recogieron datos sociodemográficos y sobre el consumo de tabaco, alcohol, fármacos y drogas de abuso, con un cuestionario estructurado.
                                      
En el cuestionario, sólo el 1, 9% de las madres informó de abuso de drogas durante el embarazo. El análisis del cabello materno fue positivo en drogas de abuso en 17 casos (15,9%): 11 en cannabis, 7 en cocaína, 1 en cannabis y éxtasis y 1 en cannabis y cocaína. Sólo una madre declaró el consumo de cannabis y otra, de cocaína. De los 7 positivos por cocaína en el cabello, 6 también fueron positivos en el meconio, mientras que de los 11 positivos a cannabis, tan sólo 3 se confirmaron en el meconio. Se definieron 2 perfiles determinados de consumidoras: cocaína y cannabis, con tan sólo 2 casos de policonsumo. Se detectó un caso con los valores de cocaína en meconio más altos publicados hasta ahora (1.581 ng/g). El consumo de drogas de abuso durante la gestación se asoció con el consumo de tabaco, un número más alto de cigarrillos y la nacionalidad autóctona de la madre.

Este estudio pone de manifiesto una alta prevalencia del consumo de drogas de abuso durante el embarazo en este grupo. La mejora de los métodos de detección podría optimizar la prevención y el seguimiento de los recién nacidos expuestos. El cabello materno parece ser más sensible que el meconio para detectar la exposición prenatal a cannabis durante el tercer trimestre, por lo que podría convertirse en una buena herramienta de detección.

Joan García Serra

jogatono@gmail.com

2018 Universitat Autònoma de Barcelona

B.11870-2012 ISSN: 2014-6388