Transferencia del conocimiento

Transferencia de conocimiento en la Fundación Wassu

Numerosos esfuerzos para promover el abandono de la Mutilación Genital Femenina (MGF) nos han enseñado que imponer su erradicación no es el camino hacia un cambio sociocultural. Por el contrario, crean resistencias que promueven su perpetuación o derivan en que la práctica persista en la clandestinidad.

El verdadero cambio nace desde el interior, no se puede imponer. Sólo cuando las personas son realmente capaces de poder elegir, se consigue un cambio duradero. Y las elecciones auténticas tienen lugar cuando las personas disponen de información, pueden identificarse con las consecuencias perjudiciales de la práctica y reconocer el impacto negativo que tiene en sus vidas. Siempre desde un diálogo respetuoso con el contexto sociocultural.

Siguiendo nuestra metodología, el conocimiento obtenido en el terreno se transfiere en cascada a instituciones y actores clave, empoderándoles para que sean ellos/as quienes lo transfieran a las comunidades. Dichas instituciones se encuentran estratégicamente situadas para la toma de decisiones, por lo que deben disponer de acceso a información precisa y actualizada.

Los actores sociales clave son cuidadosamente seleccionados/as en función del impacto que potencialmente tienen en las condiciones de vida de mujeres y niñas que, o bien han padecido, o se encuentran en riesgo de sufrir las consecuencias de la MGF. La experiencia y la investigación muestran que los/las profesionales de la salud, la educación y el ámbito social se encuentran en una posición privilegiada para transferir el conocimiento a las comunidades y multiplicar su efecto, debido a su proximidad, accesibilidad y universalidad. Por su parte, los líderes locales y religiosos toman decisiones a nivel comunitario y su participación es, por tanto, crucial para el éxito de toda intervención.