Sobre prácticas y empleo

Aunque la legislación de prácticas académicas externas no contempla ninguna incompatibilidad con otros convenios, contratos y/o becas, hay que revisar la legislación/normativa específica que regule aquellos otros convenios, contratos y/o becas para averiguar si se establece en ella alguna incompatibilidad.

Cuanto a las incompatibilidades de carácter económico (ayuda al estudio), habrá que realizar la consulta al organismo pertinente. En concreto, sobre las prestaciones sociales.

La legislación que regula las prácticas académicas externas y la normativa de prácticas de la UAB no establecen ningún límite.

Como no existe una relación laboral contractual, el estudiante no genera el derecho a disfrutar de días de vacaciones. Aún así, la empresa/institución puede acordar con el estudiante algunos días de descanso, que la empresa/institución deberá reflejar en la solicitud de convenio inicial.

En cuanto a los días festivos, podrá realizar los mismos que tenga establecidos la empresa/institución en su calendario laboral, siempre y cuando la empresa/institución lo haya reflejado en la solicitud de convenio inicial.

Esta información se podrá consultar clicando sobre la referencia correspondiente (ejemplo: 00XXXX-01/16).

Los estudiantes tienen derecho a disfrutar de permisos relacionados con exámenes, tutorías y otros aspectos relacionados con actividades académicas, pero esto puede conllevar que se tenga que prorrogar el convenio para completar las horas no realizadas, si es posible.

Aparte de la ayuda al estudio, las empresas e instituciones pueden hacer otras aportaciones económicas al estudiante, como tarjetas de transporte o vales de comedor. Éstas se consideran ingresos en especie y computan como tal.

El mismo convenio firmado por las tres partes ya es válido como justificante del compromiso del pago de las cantidades a percibir por el estudiante para su estancia en la empresa o institución. De todas formas, la empresa/institución puede entregar al estudiante un documento acreditativo como justificante del pago de la ayuda al estudio, haciendo siempre referencia al convenio firmado.

Los convenios se pueden finalizar antes de la fecha indicada inicialmente, siempre y cuando estén formalizados (firmados por el estudiante, la empresa/institución y la UAB).

En caso de que sea el estudiante quien lo quiere rescindir para gestionar uno nuevo, es necesario que se haya formalizado antes la rescisión del primer convenio. Las horas realizadas en el primer convenio se descontarán del total de horas disponibles por curso académico.

Aunque la iniciativa de rescindir el convenio puede provenir de cualquiera de las partes (estudiante, empresa/institución o UAB), la empresa o institución es quien deberá introducir la solicitud de rescisión en NEXUS. En caso de que sea la UAB quien decida rescindir el convenio de forma unilateral, será el Servicio de Ocupabilidad de la UAB quien introducirá la solicitud e informará a las otras dos partes.

En la solicitud se deberá especificar la fecha cuando se hace efectiva la rescisión, las horas totales de prácticas realizadas hasta esa fecha y el motivo.

Al igual que en el caso de las empresas/instituciones externas, pero la solicitud de rescisión del convenio la introducirá en NEXUS el departamento, servicio o área de la UAB con una antelación mínima de 15 días respecto a la nueva fecha pactada para la finalización de las prácticas.