La altura y el nivel educativo podrían servir para identificar el riesgo de demencia en mujeres diabéticas en Nigeria

Estudi en dones a Nigèria

Un estudio de cooperación entre la UAB y la Benue State University de Nigeria halla que una baja estatura y la baja escolaridad son rasgos característicos en mujeres nigerianas afectadas por diabetes tipo 2 y que presentan ya estadios iniciales de demencia. Hecho con el apoyo de la FAS, propone hacer mejoras en la salud pública y la educación en el país, sobre todo entre las chicas.

26/07/2019

La diabetes tipo 2 en la mediana edad es un factor de riesgo para la demencia en todos los países del mundo, pero es mucho más elevado en personas con ancestros africanos y con las mujeres más susceptibles a sufrirla. Además, el desarrollo del deterioro cognitivo se acelera en estas personas cuando concurren diabetes tipo 2 y factores propios del estilo de vida actual, la dieta, las condiciones sociodemográficas y la genética.

Este es especialmente el caso de Nigeria, uno de los países de África con el número más elevado de personas afectadas por diabetes tipo 2 (tres millones y en aumento). Desde la década de los 60 la prevalencia de la diabetes ha pasado de afectar a menos del 1% de la población a entre el 5 y el 10% según la región del país. El incremento de la mediana edad de la población, la obesidad y la hipertensión y la adopción generalizada de un estilo de vida sedentario están entre las causas que explican este aumento, además del consumo de productos no saludables propios del mundo occidental. Esto hace del país un lugar apropiado donde estudiar la interacción de diversos factores con el desarrollo de la diabetes tipo 2 junto con otras enfermedades en personas de origen africano.

Teniendo en cuenta estos datos, la Dra. Lydia Giménez Llort (directora de la Unidad Departamental de Psicología Médica, representante del Observatorio para la Igualdad en la Facultad de Medicina e investigadora del Instituto de Neurociencias de la UAB) y el Dr. Efosa Kenneth Oghagbon (Department of Chemical Pathology, Faculty of Basic & Allied Medical Science, College of Health Sciences, Benue State University (BSU) y Consultant Chemical Pathologist and Metabolic Physician at the University Teaching Hospital; BSUTH, Makurdi, Nigeria) han estudiado cuáles son los factores asociados en el estudio conjunto de la diabetes tipo 2 y la demencia en un centenar de personas diabéticas del país subsahariano (62 mujeres y 47 hombres) en comparación con otras sanas (53 mujeres y 46 hombres), poniendo especial atención en las mujeres.

La investigación ha estudiado indicadores de diabetes y evaluación neuropsicológica con dos escalas para la demencia, cruzando los resultados con diferentes variables antropomórficas (peso, altura, perímetro abdominal e índice de masa corporal) y de población (sexo, edad, nivel educativo y profesión).

Los resultados mostraron que las mujeres diabéticas que tenían menor estatura y menos formación registraban peores niveles de demencia. El analfabetismo entre las mujeres afectadas con demencia fue dos veces mayor que en las mujeres sin diabetes y once veces mayor que en los hombres. La altura fue el factor más diferenciador entre las medidas físicas, siendo las mujeres diabéticas las que tenían una estatura menor. Finalmente, fueron las mujeres con diabetes tipo 2 con menos nivel educativo y menos estatura las que registraron mayores grados de deterioro cognitivo en ambas escalas de evaluación de la demencia.

La altura, un parámetro sencillo de medir en la mayor parte de instalaciones médicas del país, puede revelar un riesgo aumentado de demencias entre las mujeres diabéticas con poca formación, explican los investigadores. Y señalan que la asociación de la altura con los niveles de estudios y de demencia puede estar relacionada con las circunstancias de la vida temprana.

“Se sabe que la educación aumenta la reserva cognitiva de los individuos, favoreciendo la neuroplasticidad y el desarrollo funcional: Además de la edad y las complicaciones de la diabetes, es un componente de una herramienta predictiva clave para valorar la probabilidad de la demencia”, explica la Dra. Lydia Giménez-Llort. “Por otro lado, una nutrición óptima al inicio de la vida puede mejorar el desarrollo cognitivo y cerebral en la niñez y la adolescencia, periodos clave para lograr objetivos educacionales y biofísicos” indica el Dr. Efosa K. Oghagbon.

Ambos autores consideran que no solo hay que mejorar las políticas públicas nigerianas en nutrición infantil y en programas educativos, sino que se debe hacer énfasis en las niñas, porque son las que tienen peores condiciones de partida y una vez adultas, si desarrollan diabetes, tendrán mucho más riesgo de demencia, incluso, que las otras mujeres.

“Nuestros resultados pueden ayudar a desarrollar aproximaciones basadas en la evidencia en el ámbito sanitario y las comunidades de Nigeria y la subregión, países con ingresos medios y bajos donde tanto la diabetes tipo 2 como la demencia aumentarán de manera alarmante en los próximos años, con un coste devastador e insostenible para muchos sistemas de salud africanos”, concluyen.

El estudio ha recibido cofinanciación de la BSU y del Fondo de Solidaridad de la UAB. El Fondo, gestionado por la Fundación Autónoma Solidaria, apoya proyectos de cooperación universitaria y de educación para la justicia global promovidos por la misma comunidad universitaria. Está constituido por ingresos propios de la Universidad y por aportaciones del profesorado (PDI), del personal de administración y de servicios (PAS), y del alumnado, a través de un donativo en su matrícula.

Referencia: Efosa Kenneth Oghagbon, LydiaGiménez-Llort. Short height and poor education increase the risk of dementia in Nigerian type 2 diabetic women. Alzheimer's & Dementia: Diagnosis, Assessment & Disease Monitoring. https://doi.org/10.1016/j.dadm.2019.05.006
 

 

Noticias relacionadas

Planta de demostració de la tecnologia UHPH del CERTA-UAB

El CERTA pone en marcha una innovadora planta de demostración para envasar alimentos líquidos

El Centro de Investigación en Tecnología de los Alimentos ha puesto en marcha la primera planta piloto y de demostración para envasar alimentos líquidos con el tratamiento de homogeneización por ultra alta presión (UHPH). Esta tecnología, fruto de la investigación de la Universidad, permite conservar zumos, lácteos, vinos o caldos en tetrabrik a temperatura ambiente y de manera estable sin añadir aditivos.

Todas las noticias