Inèdit Innova calcula la huella de carbono de las Rosas de Sant Jordi
31.03.2014 Investigar  -  Sólo un 15% de las rosas que se vendieron en Sant Jordi han sido cultivadas localmente en Cataluña. La gran mayoría son originarias de Colombia, Ecuador y Holanda.

Durante el día de Sant Jordi los catalanes y las catalanas regalan aproximadamente seis millones de rosas. Este consumo significa casi el 30% del total de rosas vendidas al año. Así pues y para hacer frente al incremento de la demanda es necesario importar rosas del extranjero, lo que conlleva fuertes implicaciones económicas, sociales y ambientales.

En este sentido, la empresa Inèdit Innova, de la red de empresas del Parc de Recerca UAB, ha calculado el impacto ambiental de las rosas vendidas en Sant Jordi. Sólo el 15 % de las rosas son cultivadas localmente en Cataluña. El 60 % proceden de Colombia y Ecuador, un 30% de Holanda y un 5% son procedentes de las provincias españolas de Murcia y Alicante.

Para calcular la huella de carbono de las rosas, Inèdit ha tenido en cuenta principalmente dos etapas: el cultivo de la flor y su transporte. No es lo mismo una flor producida en climas tropicales que una producida en climas fríos (como es el caso de Holanda ya que ésta requerirá importantes cantidades de energía para aclimatar el invernadero.

En función del sistema de cultivo de cada rosa y de su procedencia se generan una cantidad variable de gases con efecto invernadero. De este modo, algunas de las rosas pueden tener una huella de carbono 6 veces más elevada que otros.
Ir a Noticias
Contacta
Si tienes alguna duda sobre una nota de prensa o deseas más información contacta con nosotros
93 581 4032
g.premsa@uab.es
 

 

 

2019 Universitat Autònoma de Barcelona