Mutilación Genital Femenina

¿Por qué se practica?

A pesar de que su origen es impreciso, la práctica ha adquirido un fuerte significado simbólico. Quienes defienden la perpetuación de la MGF, argumentan que es decisiva para preservar la identidad étnica y de género, proteger la feminidad, la pureza y la virginidad, garantizar el honor de la familia, asegurar el matrimonio y mantener una higiene saludable. En muchas sociedades, se ha convertido en la prueba física que confirma que una niña ha sido iniciada mediante un rito de paso a la edad adulta, confirmando su feminidad y asegurando que recibe las enseñanzas necesarias para ser digna de pertenecer a la comunidad.

La MGF es considerada un componente crucial del proceso de socialización, ligada a los dos valores fundamentales que conforman la vida africana: sentimiento de pertenencia a la comunidad y complementariedad de sexos.

En muchas comunidades musulmanas la MGF se practica por motivos religiosos, siendo considerada una Sunna. Sin embargo, no se asocia necesariamente con el Islam, ya que numerosos musulmanes no la practican, mientras que sí lo hacen ciertas comunidades de cristianas coptas y judías falashas.