• UABDivulga
24/05/2019

Efectos indeseados de los medicamentos: ¿podríamos prevenirlos?

crisi prevenir efectes medicaments
Los efectos adversos, sobre todo los graves y mortales, provocados principalmente por medicamentos de uso habitual, tienen un gran impacto sobre la salud pública. En este artículo se reflexiona sobre qué uso se da a estos medicamentos y se plantea cuáles podrían ser algunas de las estrategias para evitar las reacciones adversas, empezando por el diseño de campañas que promuevan el uso prudente de los medicamentos.

Todos sabemos que los medicamentos provocan efectos no deseados (reacciones adversas). Quizás es menos conocido el gran impacto que tienen sobre la salud pública: se estima que, sólo en la Unión Europea puede haber unas 150.000 defunciones anuales debidas al efecto indeseado de algún medicamento que estaban tomando.

Desde hace 50 años, el Programa Internacional de Farmacovigilancia de la OMS intenta identificar sospechas de reacciones adversas a fin de conocer mejor la seguridad de los medicamentos e identificar efectos indeseados previamente desconocidos. No obstante, hay que tener en cuenta que, sin embargo, la mayoría de reacciones adversas graves y mortales se deben a efectos bien conocidos de medicamentos de uso habitual, especialmente cuando se prescriben en dosis inadecuadas para aquel enfermo concreto o sin tener en cuenta otros tratamientos que ya está tomando. La pregunta que nos planteamos es: ¿podríamos hacer algo para evitar las reacciones adversas, más allá de documentar las que ya han pasado?

Desde la Fundación Instituto Catalán de Farmacología colaboramos con el Núcleo de farmacovigilancia del Estado de San Pablo (Brasil). Analizando las 1.289 notificaciones de reacciones adversas de la hormona de crecimiento, incluidas en su base de datos observamos una distribución inesperada. La hormona del crecimiento se utiliza en niños y adolescentes con déficit de esta sustancia y, ocasionalmente, en personas de edad avanzada; curiosamente, casi un 20% de las sospechas de efectos indeseados de esta base de datos habían pasado en adultos jóvenes que habían usado el fármaco por motivos puramente estéticos y sin ninguna prueba de eficacia. Estas reacciones adversas se habrían podido evitar si se analizara periódicamente cómo se usan los medicamentos para identificar usos inapropiados y poder iniciar campañas para modificar los tratamientos antes de que aparezca una reacción adversa que complique el curso de la enfermedad, lleve los enfermos al hospital o, eventualmente les provoque la muerte.

La reflexión sirve para las autoridades sanitarias de Brasil, pero también para las autoridades sanitarias de Cataluña, donde campañas efectivas para un uso prudente de los medicamentos podrían reducir mucho la morbimortalidad.

Albert Figueras
Fundació Institut Català de Farmacologia
Centro Colaborador de la OMS para la Investigación y Formación de la Farmacoepidemiología
Departamento de Farmacología, Universitat Autònoma de Barcelona

Referencias

 
View low-bandwidth version