El vehículo eléctrico

El vehículo eléctrico es una de las opciones más interesantes para sustituir los vehículos con motor de combustión interna. No producen emisiones contaminantes en el punto de utilización y esto los hace especialmente interesantes en las zonas urbanas.
 
Se caracterizan por estar alimentados por batería la recarga, la cual se hace a través de la conexión a la red eléctrica. Recarga que se podria llevar a cabo por la noche, aprovechando el tiempo que los vehículos “duermen” en los aparcamientos. Hay que decir que estos vehículos favorecen la generación renovable y muy eficiente de electricidad. Hoy en día todavía no existen modelos de fabricación masiva en serie ya que el mercado de este tipo de vehículo esta en fase de crecimiento. Existen vehículos eléctricos competitivos con desplazamientos diarios de menos de 60 km. Algunos fabricantes anuncian modelos eléctricos con autonomías de 150 km hacia el 2012.
 
Estrategia IVECAT: Impulso del Vehículo Eléctrico en Cataluña
 
El gobierno de la Generalitat de Cataluña ha aprobado la Estrategia de Impulso del Vehículo Eléctrico en Cataluña que tiene por objetivo favorecer la integración de los vehículos eléctricos en el periodo 2010-2015. Se pretende evolucionar hacia la electrificación en el sector de la automoción, de manera que la demanda siempre vaya acompañada de las infraestructuras necesarias. La Generalitat propone medidas que deberían de permitir llegar al objetivo de 76.000 vehículos eléctricos y un total de 91.200 puntos de recarga instalados, de los cuales 83.600 serán privados y 7.600 de acceso público para el año 2015, manteniendo a la vez un posicionamiento industrial y la máxima capitalización del negocio.
 
En esta estrategia se consideran vehículos eléctricos aquellos que solo funcionan con batería eléctrica alimentada con una red eléctrica y los vehículos híbridos enchufables con autonomías mínimas de 20 km con exclusividad eléctrica.
 
Esta estrategia trabajará para conseguir generar demanda, promocionar, divulgar y formar a la sociedad y asegurar un desarrollo sostenible de este tipo de vehículo.
 
El vehículo eléctrico presenta una serie de ventajas y oportunidades para el desarrollo de una movilidad sostenible en nuestras ciudades.
 
Los objetivos que pretende el IVECAT se estructuran en cuatro ejes según las áreas de interés: por infraestructura y redes, por indústria, tecnología y formación, por promoción de la demanda y por movilidad sostenible.
 
OBJETIVOS:

1. Incentivos económicos en la compra de vehículos eléctricos y en los puntos de recarga tanto públicos como privados.
2. Impulso de proyectos piloto, de carácter tecnológico, demostrativo y pedagógico.
3. Ventajas en el ámbito de la movilidad para los usuarios del vehículo eléctrico.
4. Actuaciones de difusión en la ciudadanía.
5. Compra pública a la Generalitat y su promoción en el resto de administraciones.
6. Acuerdos con los principales operadores de aparcamientos y de flotas, para introducir los vehículos eléctricos donde se valorarán aspectos tecnológicos, de movilidad, medioambientales, de sensibilización y económicos.
7. Actuaciones de mejora en la red de distribución.
8. Impulso a R+D en tecnologías relacionada con el vehículo eléctrico y soporte a los
clusters relacionados con el mismo.
9. Fortalecimiento de las debilidades de la cadena de valor de los vehículos eléctricos y reforzamiento competitivo de la indústria de la automoción con la llegada del vehículo eléctrico.
 
En definitiva, es una propuesta estratégica para Cataluña de carácter integral que ha querido contemplar todos los ámbitos de incidencia del vehículo eléctrico: energético, medio ambiental, industrial, tecnológico y de movilidad.
 

FUENTE: Institut Català d'Energia

 

© 2018 Universitat Autònoma de Barcelona. Todos los derechos reservados