La Plaça Cívica ya luce orgullosamente los colores de la bandera LGTBI

Escales de la Plaça Cívica

Este 17 de mayo, en el marco del Día Internacional contra la LGTBIfobia, más de una treintena de estudiantes han pintado las escaleras de la Plaça Cívica con los colores de la bandera del arco iris.

18/05/2018

A las 12 de la mañana ya había estudiantes expectantes por empezar a pintar las escaleras de la Cívica de rojo, naranja, amarillo, verde, azul y lila. Los primeros a llegar, además, se llevaban una camiseta con el lema "Fora la LGTBIfòbia  de la UAB".
 
La actividad, organizada por el Observatorio por la Igualdad y Dinamització Comunitària, reunió más de una treintena de estudiantes que además de pintar las escaleras también repintaron el triángulo rosa que hay en el suelo de la Plaça Cívica.
 
Entre música, botes de pintura y pinceles, en poco más de una hora las escaleras de la Cívica ya lucían orgullosamente los colores de la bandera LGTBI. Una vez acabado el trabajo era el momento del manifiesto redactado por el colectivo SinVergüenza.
 
Sara Moreno, vicerrectora de Alumnado y de Empleabilidad, presentó la lectura del manifiesto haciendo un llamamiento al seguimiento de las medidas estipuladas en la Ley 11/2014 para luchar contra la LGBTIfobia  en el ámbito universitario.
 
A continuación, Jordi Pereira, del colectivo SinVergüenza, fue el encargado de leer el manifiesto, escrito por Judit Sánchez. Pereira se refirió a los avances que se habían producido en este sentido en los últimos años, pero destacó la importancia de seguir luchando para mejorar las vidas de los miembros del colectivo LGTBI.
Recordó la terrible situación que todavía sufren las personas LGTBI en muchos países del mundo, donde expresar su orientación sexual o identidad de género está penado con la pena de muerte. Pero SinVergüenza también quiso apuntar a las violencias LGTBIfóbicas que sufrimos aquí recordando el suicidio del adolescente trans Ekai el pasado febrero o el autobus transfobo de la asociación Hazte Oír.
 
Dos símbolos de la larga lucha del colectivo LGTBI
Desde este miércoles 17 de mayo la plaza Cívica alberga dos símbolos de resistencia y reivindicación. Son dos símbolos que recuerdan la larga historia de lucha por los derechos humanos: el triángulo rosa y la bandera del arco iris.
 
El triángulo rosa que encontramos en medio de la plaza Cívica es uno de los emblemas más conocidos por la comunidad LGTBI. Su origen se remonta a la Alemana nazi, donde los prisioneros homosexuales eran marcados en los campos de concentración con el triángulo rosa. La reapropiación del colectivo del triángulo rosa es una apuesta para reivindicar la memoria.
 
Los vínculos del triángulo rosa con un pasado tan traumático como el Holocausto impulsaron que un grupo de activistas de San Francisco en los años 70 crearan una alternativa. Gilbert Baker fue el diseñador de la bandera del arco iris inspirado por la canción "Over the Rainbow". Baker lució por primera vez su diseño en el Festival del Orgullo de San Francisco en junio de 1978, pero fue después de la manifestación por el asesinato de Harvey  Milk, el primer miembro gay de la Junta de Supervisores de San Francisco, cuando la bandera se empezó a extender, y en pocos años se convirtió en el símbolo más popular de la comunidad LGTBI.

 

Noticias relacionadas

Todas las noticias