Hallan los grabados prehistóricos más antiguos de Cataluña

Troben gravats del Paleolític Superior a la Cova Gran de Santa Linya

Investigadores del Centro de Estudios del Patrimonio Arqueológico de la Prehistoria (CEPAP-UAB) han descubierto varios grabados del Paleolítico Superior en las paredes de la Cova Gran de Santa Linya (La Noguera, Lleida). Se trata de las manifestaciones artísticas más antiguas identificadas hasta ahora en Cataluña.

10/10/2017

Los arqueólogos, liderados por el catedrático de Prehistoria Rafael Mora, han identificado trazos y signos, que adscriben sin ningún tipo de duda a la esfera de las representaciones artísticas, posiblemente de cronología paleolítica o epipaleolítica. Se trata de grabados abstractos y/o geométricos, así como un rastro muy degradado de un elemento pictórico, muy afectado por su exposición a la intemperie. Es un hallazgo único, dado que no hay otro tan antiguo en Cataluña, afirman.
 
Otro elemento relevante de la investigación es que las manifestaciones se encuentran entre 0,5-1,5 metros de altura respecto al actual suelo del abrigo. Esto hace pensar a los investigadores que se podrían realizar nuevos hallazgos más adelante, ya que por debajo de ellas hay una capa importante de sedimentos que todavía han de ser excavados.
 
Los investigadores identificaron trazos realizados en la pared calcárea del abrigo que podrían tener cierta antigüedad durante la campaña de excavación del 2016 y coincidieron con el Servicio de Arqueología y Paleontología de la Generalitat de Catalunya en la necesidad de que fueran analizados también por otros investigadores para evaluar esta posibilidad y valorar su interés. En la identificación de los grabados han colaborado Rafael Martínez y Pere Guillem, expertos de la sección de Arqueología y Arte Rupestre del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Generalitat Valenciana. Ambos son expertos en la identificación, descripción e interpretación de conjuntos rupestres de arte levantino y esquemático.
 
La posición de los grabados es un tema que preocupa a los investigadores, porque coincide con vías de escalada, ya que la zona donde se ubica el yacimiento y sus alrededores atrae numerosos aficionados a este deporte. En el informe realizado por los expertos se identifican desgastes y descantillados de la pared que son resultado de esta actividad. Por eso, a pesar de la declaración de BCIN del yacimiento y la protección que esto comporta, su preservación se encuentra en peligro, según los investigadores, si no hay una actuación por parte de las administraciones públicas implicadas para protegerlos.
 
La Cova Gran de Santa Linya, destacan, es uno de los pocos yacimientos, quizás el único en Cataluña de esta cronología, que conserva manifestaciones artísticas en sus paredes. Ahora, los expertos esperan que el descubrimiento permita poner de relieve la importancia de estas manifestaciones culturales, muy desconocidas en nuestro país y que merecerían ser protegidas por la administración para asegurar su conservación a largo plazo.
 
La relevancia de la Cova Gran de Santa Linya (les Avellanes-Santa Linya, La Noguera) se ha puesto de manifiesto a lo largo de los 15 años de excavación continuada y por un importante número de publicaciones científicas internacionales. En estos años se ha generado un volumen de información arqueológica esencial para reconstruir los últimos 50.000 años de presencia humana en el nordeste de la Península Ibérica, que hacen de ella un yacimiento clave del Mediterráneo occidental.

 

Noticias relacionadas

Todas las noticias