Viu a la UAB

Paperdrop Diagnostics, nueva spin-off que diseña dispositivos biomédicos

Promovida por el Prof. ICREA Arben Merkoçi, responsable del Grupo de Nanobioelectrónica y Biosensores del Instituto Catalan de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2), y el experto en innovación Dr. Marc Gallegos, Paperdrop Diagnostics propone un dispositivo de bajo coste y fácil de usar para identificar lesiones inducidas por fármacos.

07/09/2017

Las lesiones inducidas por fármacos son un problema de salud pública poco conocido. Amplios estudios poblacionales han demostrado que la ocurrencia de reacciones adversas medicamentosas es significativa. Además, el uso regular de 6 o más fármacos es un factor predictor de complicaciones independiente, donde el riesgo es proporcional al número de medicamentos.

En la actualidad, el diagnóstico precoz de las lesiones inducidas por fármacos es inexistente. Cuando los síntomas se presentan, a menudo en forma de insuficiencia renal o hepática, se pueden confundir con otras causas resultando en la prescripción de fármacos innecesarios. En el entorno de los ensayos clínicos estas lesiones son un problema conocido y, a pesar de ser caros, existen recursos especializados para su detección. En el ámbito de Atención Primaria, en cambio, el personal médico no tiene acceso a los recursos necesarios para la correcta identificación de las lesiones inducidas por la medicación. Son pues necesarias nuevas herramientas precisas, económicas y flexibles que permitan detectar estas complicaciones.
 
Bajo coste y fácil uso sin renunciar a sensibilidad y especificidad
Las tecnologías avanzadas de diagnóstico disponibles actualmente para las lesiones inducidas por fármacos suelen requerir una gran cantidad de recursos, como infraestructuras de laboratorios, personal cualificado y soporte financiero. Es el caso de técnicas comunes como la PCR en tiempo real o el inmunoensayo ELISA, disponibles en países desarrollados para investigación y determinadas aplicaciones clínicas.

Paperdrop Diagnostics es una joven empresa spin-off que propone un dispositivo de bajo coste y fácil de usar para identificar estas lesiones. La propuesta se basa en inmunoensayos de flujo lateral, similares a un test de embarazo, que están siendo optimizados para detectar seis biomarcadores clave relacionados con daño renal inducido por fármacos, daño hepático inducido por fármacos y el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica. Para el diagnóstico se requiere tan solo un sensor de papel y una gota de sangre del paciente. Se trata de una herramienta de bajo coste y fácil uso que no renuncia a la sensibilidad y especificidad de las pruebas de laboratorio.
 
Un equipo emprendedor multidisciplinario con una hoja de ruta
La tecnología de la nueva compañía se basa en las investigaciones del Grupo de Nanobioelectrónica y Biosensores, liderado por el Prof. ICREA Arben Merkoçi en el Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2). Para su transferencia al sector de los dispositivos biomédicos la empresa cuenta con un CEO, el Dr. Marc Gallegos, especializado en la gestión de la ciencia, la valorización y la transferencia de tecnología en el sector biosanitario. El Sr. Ángel Alonso, que ostenta la secretaria del clúster de tecnologías de la salud (HealthTech Clúster) impulsado por ACCIÓ, forma parte del grupo fundador de la empresa y actúa como director financiero. Además, el Instituto de Investigación e Innovación Parc Taulí (I3PT), aporta el conocimiento clínico a esta prometedora iniciativa. Finalmente, el equipo de Transferencia Tecnológica y la Oficina de Desarrollo Estratégico del ICN2, junto al equipo del Parc de Recerca UAB (PRUAB), aportan una amplia experiencia en la transferencia de conocimiento.

La compañía está buscando el impulso de inversores con el objetivo de, en los próximos dos años, llevar el producto hasta su producción a nivel de planta piloto. En una segunda fase se buscará un socio industrial con músculo comercial para acometer los requerimientos regulatorios y llevar así a cabo el proceso de industrialización.