La Escuela de Doctorado

68 programas de doctorado (2016-2017)

5.130 estudiantes de doctorado (2015-2016)

1.114 tesis doctorales leídas (2015-2016)
Atenció a l'Escola de Doctorat

La UAB es una universidad comprometida con el objetivo de lograr un alto nivel de excelencia en la docencia, la investigación y la transferencia del conocimiento, y apuesta por el desarrollo y el establecimiento de metodologías de aprendizaje adaptadas a cada etapa de la educación.

En el marco de estos compromisos, el 2014 se crea la Escuela de Doctorado de la UAB. Su objetivo prioritario es la organización de los estudios y las actividades propias del doctorado, con el firme compromiso de desarrollar políticas de calidad y mejora permanente de los programas de doctorado. La Escuela de Doctorado de la UAB quiere responder a los retos del momento y de la sociedad, participando activamente en promover la investigación, el desarrollo experimental y la innovación como elementos sobre los cuales debe establecerse el desarrollo económico sostenible y el bienestar social.

Así mismo, la Escuela de Doctorado de la UAB trabaja para orientar la investigación y la actividad universitarias hacia la cultura de paz, el respeto de los derechos humanos, la igualdad y el progreso sociales, el respeto por el medio ambiente y el desarrollo sostenible, e implica la renuncia explícita de la investigación orientada directamente a finalidades militares.


Reseña histórica

La Universitat Autònoma de Barcelona crea, en 1994, la Escuela de Doctorado y Formación Contínua, durante el mandato del rector Carles Solà y bajo la dirección del Dr. Carles Perelló. El embrión de esta iniciativa había surgido de un grupo de profesores conocedores del modelo anglosajón de tercer ciclo, que ven en la creación de una "Graduate School" una vía para que la UAB se convirtiera en un modelo de referencia internacional.

El objetivo básico de esta etapa inicial era el de coordinar los estudios de postgrado de la UAB y dar soporte administrativo a los departamentos. Con todo, muy pronto se le asignan las tareas de impulsar estos estudios y de garantizar su calidad. De este modo, la universidad quiere contribuir al progreso de la sociedad y del país. El 28 de febrero de 2000 se inaugura el nuevo edificio que recupera la masía de can Miró.

Muy pronto la Escuela se convierte en actor y motor de una nueva realidad formativa en la que los estudios de postgrado (el doctorado y la formación contínua) adquieren más importancia en una sociedad que demanda profesionales e investigadores con un alto grado de especialización y con unos conocimientos permanentemente actualizados. Para reflejar esta nueva orientación, la escuela pasa a denominarse Escuela de Postgrado.

El 2014, como consecuencia del proceso de adaptación al nuevo marco normativo, establecido por el Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, la UAB crea la Escuela de Doctorado, con el objetivo principal de organizar los estudios y actividades propias del doctorado de la Universitat Autònoma de Barcelona. El actual edificio de la masia can Miró acoge, por tanto, dos escuelas: la Escuela de Doctorado y la Escuela de Postgrado.