• UABDivulga
29/09/2017

Un proyecto de investigación identificará la falta de actividad física infantil desde las escuelas

Investigadores del Departamento de Psicología Básica, Evolutiva y de la Educación, participan en un proyecto europeo, IMPACT, para desarrollar una hoja de ruta que, desde las escuelas, permita identificar y motivar jóvenes que no hacen suficiente actividad física. La OMS recomienda a los niños y adolescentes un mínimo de una hora diaria de actividad entre moderada y vigorosa.
istockphoto/JackF

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, los niños y adolescentes deberían realizar un mínimo de 60 minutos de actividad física entre moderada y vigorosa cada día. Muchos estudiantes están muy por debajo de este estándar, condición que los caracteriza como inactivos y no saludables. Para poder hacer que estos jóvenes sean más activos, primero debemos detectarlos para poder después motivarlos a ser físicamente activos.

La Educación Física escolar (EF) es el único espacio que permite el diagnóstico de la inactividad física y la implementación de estrategias inclusivas para estos jóvenes que principalmente necesitan Actividad Física (AF) y participación deportiva.

Sin embargo, no se conocen acciones concretas de las entidades políticas responsables para identificar a aquellos alumnos y escuelas vulnerables o con altos niveles de inactividad en los que desarrollar acciones para la promoción de la AF en estos colectivos. Este proyecto aborda esta necesidad a partir del desarrollo de una hoja de ruta para la Identificación y Motivación de jóvenes inactivos que principalmente necesiten Actividad Física (Identification and Motivation of inactive youth who mostly need Physical ACTivity; IMPACT), incluyendo ejemplos de buenas prácticas. Esta evaluación se acompañará de herramientas que permitan a todos los agentes interesados, y particularmente autoridades locales del ámbito educativo y deportivo, acceder a información instantánea, actualizada y online sobre los niveles de inactividad de distintas escuelas y distintos colectivos de alumnos (e.g., migrantes, clases desfavorecidas…), así como a las principales barreras que impiden esta AF.

El consorcio de este proyecto formará además a los profesores de EF en el uso de estas herramientas para el diagnóstico de los jóvenes inactivos y los posteriores obstáculos para la participación en deporte y AF. Se desarrollarán también materiales educativos y herramientas que se integrarán curricularmente en la programación de la EF y formaremos tanto a profesores como monitores en el uso de estos materiales para motivar a los alumnos inactivos y promover su participación en actividades físicas y deportivas. Las herramientas y materiales se desarrollarán en 7 idiomas europeos además de una versión en árabe. Los datos se seleccionarán de 6 países y la intervención, basada en 5 webinars, se llevará a cabo en 4 países, la mayoría de ellos con altos niveles de inactividad, pobreza y población refugiada (i.e., Turquía, Grecia y Francia).

Los resultados de este proyecto se utilizarán para desarrollar una hoja de ruta europea para el diagnóstico de la inactividad física a través de escuelas y jóvenes vulnerables de toda Europa y nos permitirá crear una red de agentes interesados en la adopción de acciones concretas para la promoción de la participación deportiva y el establecimiento de un estilo de vida activo en jóvenes alumnos inactivos.

Además de la Universitat Autònoma de Barcelona, en el consorcio participan las siguientes instituciones: University of Thessaly,  Greek Ministry of Education, Greek Institute of Educational Policy, Ankara Ministry of Education, Hacettepe University, Grenoble-Alpes University, University of Padova, CAPDI (Italian Association of Physical Education Teachers), University of Birmingham, EUPEA (European Physical Education Association) y DSLV (German Association of Physical Education Teachers).

Yago Ramis y Miquel Torregrossa
Departamento de Psicologia Bàsica, Evolutiva y de la Educación
Universitat Autònoma de Barcelona

Referencias